Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

¿Son importantes las metas?

U na vida sin objetivos y sin metas suele ser una vida insatisfactoria. La persona que no se siente satisfecha con su existencia posible...

U na vida sin objetivos y sin metas suele ser una vida insatisfactoria. La persona que no se siente satisfecha con su existencia posiblemente necesite trazar algunos objetivos y ponerse en marcha para lograrlos, lo cual dará un nuevo giro a su vida, le aportará energía, motivación y ganas de levantarse por las mañanas. El primer paso consiste en determinar tus objetivos. Pregúntate: ¿qué me gustaría lograr a lo largo de mi vida?

Estas metas pueden ser de todo tipo. Algunas estarán relacionadas con tu futuro profesional, otras con tu vida amorosa y relaciones en general, otras serán de tipo espiritual, otras tendrán que ver con tu desarrollo psicológico, otras con el placer y la diversión. Algunas pueden ser grandes metas, como llegar a ser presidente de una multinacional; y otras pueden ser pequeñas, como comprarte un coche nuevo o visitar una ciudad cercana.

Pero en tu lista de objetivos alcanzar sería un error que sólo incluyeras metas pequeñas, pues es más fácil renunciar a ellas, no significan mucho y se pueden ir quedando en el camino. Las grandes metas, por el contrario, son grandes sueños, son deseos que tal vez has mantenido desde tu infancia con la misma intensidad. No importa si a los ojos de otras persona parecen poca cosa o simplemente irrealizables. No es la opinión de los demás lo que hace que tu sueño sea un gran sueño, sino lo que tú sientes.

Desde el punto de vista psicológico es muy importante escribir esas metas en un papel. Aunque pueda parecer tonto, poner por escrito tus metas tiene un efecto  muy  poderoso. Es el primer paso en tu camino hacia ellas. Por tanto, escribe tus metas, las grandes y las pequeñas, tanto si son unas pocas como si haces una listas de 300. Escríbelas en un pequeño bloc de notas y mientras lo hagas piensa que ese bloc puede estar contigo durante años, tal vez toda tu vida. No lo pierdas nunca. Llegará un día en que taches tu primera meta de la lista (aunque no sea la primera que has escrito), pues ese día habrás alcanzado uno de tus objetivos y podrás empezar con el siguiente.

Seguramente, a lo largo de los años irás añadiendo metas nuevas a tu lista, o puede que decidas borrar algunas que han dejado de resultarte atrayentes con el paso del tiempo. Lo importante es que siempre haya metas que alcanzar escritas en tu bloc, hasta el mismo día de tu muerte. Ellas serán la fuerza que te impulse cada día de tu vida. Y del mismo modo puedes influir con esta actitud en las personas que te rodean. No te dejes vencer por el pesimismo. Has oídos sordos a quienes pretenden sacarte de tus objetivos, tu puedes alcanzar cuanto te propongas. Si eliges ese modelo, es muy probable que tus hijos y las personas cercanas te emulen y seas su fuente de inspiración.