Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Cultura

Mi amigo es un animal

C onvivir con un animal puede resultar muy positivo para el niño (a), siempre que elijamos correctamente el tipo de mascota y la familia...

C onvivir con un animal puede resultar muy positivo para el niño (a), siempre que elijamos correctamente el tipo de mascota y la familia entera se comprometa a cuidarlo y a quererlo. En algunas ocasiones, los pequeños de la casa, pasan temporadas en las que tratan de convencer a sus padres, por todos los métodos habidos y por haber, de que les regalen una mascota.

¡Viva! Es comprensible, porque el simple hecho de pensar que van a cuidar y a proteger a alguien les hace sentirse mayores, y ya sabemos que el mundo de los adultos les fascina.

Si su pequeño se encuentra en plena fase de pedir y pedir, observe su comportamiento cuando realizan visitas a las personas que poseen animalitos en sus hogares.

Si le hace caso, el niño pregunta sobre sus costumbres y se muestra muy cariñoso con él, su afán por tener un animal es auténtico, muy diferente a su conducta cuando quiere un dulce o un juguete.

Aún así, es importante que los padres de familia tengamos presentes algunos detalles, antes de acceder u oponernos a sus deseos.

Por ello en este artículo, trataremos y recomendaremos algunas sugerencias, que debemos tener presentes, al momento de elegir una mascota para nuestros hijos; lo cual representa responsabilidad y dedicación para todos los miembros del hogar.

Además, deben tener en cuenta que cuando toman la desición de tener una mascota; no pueden abandonarlo ni maltratarlo, cuando no puedan hacerse cargo de él. ©ELPAIS.SL.