Temas Especiales

30 de Nov de 2020

Cultura

Cuando algo falta

Por circunstancias que no siempre controlamos, a veces la relación con papá se dificulta o incluso no podemos convivir con él. Entonces ...

Por circunstancias que no siempre controlamos, a veces la relación con papá se dificulta o incluso no podemos convivir con él. Entonces elegimos otra figura masculina, para sustituir aquella. En algunos casos, el proceso de desidealización resulta complejo, sobre todo si nuestro padre murió cuando éramos chicas o cuando aun no llegábamos a la adolescencia. En esos casos, la consecuencia es que en la edad adulta exigiremos algo que no podremos obtener, pues lo que creemos buscar en realidad nunca existió, más que en nuestra mente. Cuando el padre no estuvo presente por haber fallecido, quizá elijamos una pareja de la edad que él tendría hoy o de la que tenía al morir, señal de que nos hemos desprendido de la imagen. En caso de abandono es posible que siempre tengamos la idea de que no supimos retenerlo y difícil mente creeremos que un hombre pueda amarnos.