Temas Especiales

04 de Apr de 2020

Cultura

La asertividad

A ntes de hablar sobre la sinergia entre ambos conceptos, veamos exactamente qué significa ser asertivo. Siendo la asertividad un estado...

A ntes de hablar sobre la sinergia entre ambos conceptos, veamos exactamente qué significa ser asertivo. Siendo la asertividad un estado de equilibrio emocional en donde la persona aprende a no responder a los estímulos del ambiente en que se maneja (familiar, laboral, social, de pareja, etc.) con una actitud pasiva o con agresividad, la persona asertiva es capaz de poder hacerse feliz a sí misma, se expresa con objetividad, exige sus derechos y respeta los de los demás. Y mejor aún: la persona asertiva sabe decir no, conoce sus propios derechos y los defiende, respeta a los demás y más que ganar discusiones, busca soluciones. Para ser una persona asertiva es importante tener una autoestima saludable. Pensemos ahora en cómo se relaciona esto con la Imagen: este lazo lo vemos a diario con los colaboradores de nuestro trabajo, ya sea en proyección negativa o positiva, y con nuestra familia. Ese jefe que jamás hemos escuchado gritar, esa madre que no se queda callada cuando su hijo adolescente se comporta con agresividad verbal, ese esposo que no reacciona con furia a un comentario que no le agrada, ese subordinado que tuerce la boca en un gesto de molestia al ser amonestado. Todo esto es positivo si la reacción opuesta es asertiva.

El jefe que no grita tampoco calla y despide al equipo: les habla con madurez y respeto a sus empleados.

La madre enfrenta a su hijo con autoridad, sin gritar, insultar o golpearle, sino con razonamiento y empatía, demostrándole que no está a dispuesta a recibir irrespeto de su hijo.

El esposo toma las cosas con calma, trata de entender de dónde viene el comentario y no contesta hasta que se le pasa la molestia, para evitar herir. Al hacerlo, hablará pausadamente y expondrá sus sentimientos.

El empleado mira directamente a los ojos de su superior, escucha, respira, asume su responsabilidad o plantea con madurez y respeto porque no está de acuerdo.

Ser un líder, ser una persona exitosa, ser una persona emocionalmente estable: son todos resultados de un equilibrio mental y anímico que nos llevan a ser valorados y respetados, a tener una imagen de valor de nosotros hacia nosotros y de los demás hacia nosotros.

La estabilidad emocional que nos da ser asertivos deriva en una serenidad que es altamente valorada: la serenidad es nuestra elegancia interna.