Temas Especiales

26 de Feb de 2021

Cultura

Muestre buena voluntad

. No existe una regla básica para mejorar la comunicación en una familia. Cada familia es un mundo distinto, un lenguaje único. Lo que s...

. No existe una regla básica para mejorar la comunicación en una familia. Cada familia es un mundo distinto, un lenguaje único. Lo que sí deberían existir, como forma para mejorar la comunicación, es la voluntad, el interés, y la disponibilidad, por parte de los padres, a que este espacio sea creado y vivido intensamente, en la medida de lo posible. He aquí algunos consejos.

1. Observe el tipo de comunicación que lleva con su hijo. Dedique unos días de observación libre de juicios y culpabilidades.

2. Escuche activa y reflexivamente cada una de las intervenciones de su hijos. Valore hasta qué punto merecen prioridad frente a la tarea que estén realizando; en cualquier caso, su respuesta ha de ser lo suficientemente correcta para no menospreciar su necesidad de comunicación.

3. Si no puede prestar la atención necesaria en ese momento, razone con él un aplazamiento del acto comunicativo para más tarde.

4. Evita el empleo del mismo tipo de respuestas de forma sistemática para que su hijo no piense que siempre es autoritarios, que le hace sentir culpable, que le quita importancia a las cosas o le da sermones.

5. Deje las culpabilidades a un lado. Si hasta hoy no ha sido un modelo de comunicación, piense que puede mejorar y adaptarse a una nueva forma de comunicación que revertirá en el bien de su familia suavizando o incluso extinguiendo muchos de los conflictos habituales con sus hijos.

6. Cuando decida cambiar o mejorar hacia una comunicación más abierta, es aconsejable establecer un tiempo de prueba, como una semana o un fin de semana, terminado el cual podamos valorar si funciona o no y si debemos modificar algo más.