Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Cultura

eBook, papel o tijera?

Se demoró, pero finalmente llegó. Con el lanzamiento de la versión internacional del Kindle, el libro digital de Amazon, esta innovación...

Se demoró, pero finalmente llegó. Con el lanzamiento de la versión internacional del Kindle, el libro digital de Amazon, esta innovación tecnológica que promete revolucionar el mundo de las letras estará disponible en 100 países fuera de Estados Unidos, incluida Panamá.

La llegada del Kindle internacional aviva la batalla por un interesante mercado, como pasó antes con celulares y computadoras. Para hacerlo más atractivo, Amazon se jacta de tener más de 350.000 libros, que pueden ser descargados en menos de 60 segundos, sin cargos adicionales de envío, y con precios que van desde $0 para los clásicos cuyos derechos de autor ya caducaron hasta $11.99 para los best sellers. El Kindle ofrece además la posibilidad de acceder a periódicos y revistas internacionales y de almacenar en cada aparato hasta 1.500 libros digitales.

Con este sonado lanzamiento se espera que los e-books, que no son nuevos en el mercado, logren finalmente el despegue esperado y un modelo de negocio con el que puedan conquistar al mundo.

Pero el Kindle no es el único, Sony ocupa un interesante lugar dentro de los lectores de libros digitales, con su Reader PRS-505, que hasta ahora es líder en Europa y otros mercados que no conocían el de Amazon. Esta modelo permite introducir libros con tarjetas SD o Memory Stick y tiene capacidad de almacenamiento propio para unos 160 libros.

Barnes & Noble, una de las librerías y editoriales más grandes de Estados Unidos, tampoco se quedó con los brazos cruzados. Acaban de proponer al mercado el Nook, que entre los expertos es el mejor valorado. Su pantalla, a color y táctil, la posibilidad de prestar libros a los amigos por dos semanas y su menú de selección son ideas brillantes, que los otros aún no ofrecen.

Con tres grandes competidores en el mercado, se espera que finalmente este dispositivo comience a popularizarse y conquistar adeptos, tal como los fabricantes lo han imaginado desde hace varios años.

Los más favorecidos serán, sin duda alguna, los lectores. Con más participantes, el mercado de lectores de libros digitales va a encontrar, además de variedad, el interés de las casas editoriales por presentar en formatos compatibles, los lanzamientos más recientes.

El reto para las compañías involucradas en este sector va a ser generar contenido interesante para la diversidad cultural de los usuarios. Amazon, por ejemplo, ya anunció que venderá 8.500 libros en español en formato e book.

Otro anuncio que favorecerá este mercado es la iniciativa de Google de digitalizar las bibliotecas del mundo. Con el anuncio hace pocos días de “Google Editions”, el gigante de Internet empezó a marca su territorio en este segemento. Todavía no se ha aliado a nadie pero no sería sorpresa que lo hiciera en los próximos días. Por ahora solo sabemos que venderá libros electrónicos con una base de datos que permitirá buscar por palabras clave y ser leídos, incluso sin conexión.

Poder compactar en un solo aparato hasta 1.500 libros, poder agrandar o achicar los caracteres al antojo de cada uno, el reducido tamaño y peso, el bajo precio de los libros y la comodidad de llevarlo a cualquier parte son sin duda características que representan una amenaza directa al papel, en tiempos donde cuidar el ambiente es una prioridad y los costos de este insumo andan por las nubes.

En un análisis de los movimientos que tiene el mercado, la consultora Cleantech Group, consideró que la aparición de los libros digitales constituirá un gran aporte a la lucha contra la contaminación.

Sus cifras dicen que si en el periodo de 2009 a 2012 se cumplen las expectativas de Kindle de colocar 14,4 millones de unidades esto representaría un ahorro de emisiones de CO2 de 9,9 millones de toneladas.

Datos como el de la ONU sobre el consumo de papel alarman. Actualmente solo el 20% de la población consume el 87% de los papeles impresos, hecho que suma otro punto a favor de la tinta electrónica.

Aun así el libro tradicional sigue teniendo sus defensores. En una encuesta reciente realizada por Deloitte a expertos de medios de comunicación, solo el 19% considera que el e book tiene posibilidades de sustituir papel. Pero la batalla apenas empieza y el camino es largo.