Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Cultura

Descubrí el Paraíso, Pedasí…

Recuerdo, siendo una adolescente, haber ido a una matanza con mi abuela en Pedasí. La fiesta era en una casa ubicada en la calle princip...

Recuerdo, siendo una adolescente, haber ido a una matanza con mi abuela en Pedasí. La fiesta era en una casa ubicada en la calle principal y el anfitrión era un señor muy atento. Me reí como nunca con la particularidad de ese hombre tan risueño con sombrero pintao y luciendo una guayabera de esas que mi abuelo usaba. Era un día húmedo y caluroso de los que suelen tener el mes de julio. En mi pasado están también algunas idas a las playas de Pedasí, pero las idas a la playa Uverito casi borraron por completo las memorias de las otras playas que de vez en cuando solía visitar con mis abuelos o amigos en paseos.

Años después, casada, me quedé en la Pensión Moscoso para levantarme la siguiente mañana y seguir mi aventura hacia playa Venao. Mi entonces esposo me presentó la dulcería Jely, donde la Sra. Dalila hoy día aún me atiende con mucho amor mientras saboreo los mejores flanes de Panamá, y puedo ver todas las personalidades que han pasado por allí a través de las fotos que pintan las paredes de la refresquería.

Había escuchado personas de vez en cuando mencionar a Pedasí estos últimos años, pero igual me quedaba siempre lejos de esa área debido a mi amor por Las Tablas. Solía pasar por este lugar mágico rumbo a Venao y nada más parar como de costumbre en la dulcería Jely, hasta que conocí a un extranjero que me invitó a una cena en Villa Romana. Fue entonces, que realmente descubrí Pedasí.

El siguiente fin de semana regresé para disfrutar mi cumpleaños en Villa Romana y esta vez pude apreciar el lugar a la luz del día. Además de tener una arquitectura a la toscana italiana, (siendo uno de mis lugares favoritos del mundo), obviamente me impregnó de una energía clásicamente natural y europea. Tuve la sensación de estar fuera de mi país pero aun con la cultura y la gente que amo. Había encontrado el Paraíso.

En mi aventura fui descubriendo ciertas cositas, como por ejemplo, un sitio nuevo para “surfear” llamado Panamais, donde también puedes apreciar tortugas. Allí me deleité con las mejores olas con un grupo de locales, definitivamente era un spot secreto que había encontrado a tan sólo 5 minutos de la villa.

Regresé la semana siguiente para presentar una charla de Guillermo Caro, un sabio en la materia de R llenamos el hotel para la miniconferencia y ¡fue perfecto! Escuchar las olas mientras Guillermo impartía sabiduría con sentido común fue inteligencia con clase, estábamos en el medio de nuestra naturaleza, aprendiendo métodos para mantenerla.

Después descubrí las personas que habitan ese lugar… todos con energía bella… Existe un proyecto llamado Andrómeda que será increíble, les sugiero a las personas interesadas en Pedasí, preguntar por este sitio que será una maravilla…

Cada vez que vuelvo, que ha sido básicamente cada fin de semana, me encuentro más cerca de una mudanza hacia el paraíso, llamado Pedasí, hmmm y Venao!