Temas Especiales

28 de May de 2020

Cultura

Noche de música y rencuentro

PANAMÁ. En una velada musical que se prolongó hasta casi el amanecer, la noche del lunes el cantautor Rubén Blades y el dúo boricua Call...

PANAMÁ. En una velada musical que se prolongó hasta casi el amanecer, la noche del lunes el cantautor Rubén Blades y el dúo boricua Calle 13 ofrecieron un concierto multitudinario en Plaza Figali.

El maratónico recital se inició pasadas las 9:00 p.m. El popular tema “El padre Antonio y su monaguillo Andrés” marcó el reencuentro del célebre compositor con el público panameño, tras pasar alrededor de cinco años alejado de los escenarios a raíz de sus responsabilidades como ex ministro de turismo. “Pueden matar a la gente pero no a las ideas”, expresó Blades, cuya canción hace referencia al asesinato del arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, hecho acaecido en la pasada década de los ochentas.

“De Panamá escribiré hasta el día en que me muera”, proclamó el músico, para quien su principal musa siempre ha sido la tierra que lo vio nacer.

Vestido con su clásico atuendo de sombrero, saco y pantalón negro, Blades interpretó varias piezas clásicas de su extenso repertorio, como es el caso de “Cuentas del alma”, “Amor y control”, “Decisiones”, “Buscando guayaba”, “Plantación adentro”, etc.

Antes de interpretar el éxito “Ligia Elena”, el artista recordó cómo, en sus años mozos, su familia mandaba “a todas mis novias a Chilibre” o a otros sitios que estuvieran fuera de la ciudad.

El nostálgico periplo musical, aderezado con más anécdotas de la vida y la trayectoria del cantante, continuó con “Caminando”, tema que estuvo acompañado por la proyección de imágenes del entorno urbano de la capital.

Acto seguido, Blades convocó a otro de los personajes que habitan el universo de sus canciones: Adán García.

“¡Qué viva Venezuela!”, gritó uno de los miembros del público, entre los que se encontraban varios extranjeros. Inmediatamente después, Blades le dedicó una canción a “los hermanos venezolanos”.

Acompañado en el escenario por el pianista Oscar Hernández, el conguero Eddie Montalvo, el timbalero Ralph Irizarry, el baterista Robby Ameen, el bajista Mike Viñas, el tecladista Arturo Ortiz y percusionista Ricardo Marrero, Blades siguió con su recorrido musical, interpretando “Plástico”, “Todos vuelven”, “Patria” y “Buscando América”.

A eso de las 11: 26 p.m., sobre el escenario se escuchó el sonido de una sirena policial, lo que sirvió de preámbulo para la aparición de Pedro Navaja. Con la célebre canción acerca del encuentro fatal entre una prostituta y un criminal, Blades concluyó su presentación.

No obstante, ante la insistencia de las miles de personas que se dieron cita en Plaza Figali, algunos sentados en grupos sobre el húmedo pavimento, otros danzando mientras disfrutaban de un trago, el vocalista retornó al proscenio para cantar “Muévete”. “Ahora viene la ñapa” dijo el artista a eso de las 12:12 p.m., y procedió a cantar una versión a capela del tema “Sin tu cariño”. Blades reaparecería durante la presentación de Calle 13, que concluyó a altas horas de la madrugada.