Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Cultura

Bajo el “embrujo de la línea”

PANAMÁ. Las figuras expectantes del pintor Guillermo Trujillo tienen una historia que contar. Colores y formas se despliegan, libres, co...

PANAMÁ. Las figuras expectantes del pintor Guillermo Trujillo tienen una historia que contar. Colores y formas se despliegan, libres, como aves a punto de volar que de antemano se apropian del espacio a su antojo.

Hasta fin de mes, la Galería Habitante estará albergando la muestra “El embrujo de la forma”, que consta de 14 cuadros creados por el veterano pintor que nació hace 82 años en la comunidad de Horconcitos, en la provincia de Chiriquí. De acuerdo con el cuentista Pedro Luis Prados S., los recorridos lineales que dan sustancia a los emplazamientos con los cuales Trujillo articula su mundo de fantasías, conforman una completa red que se teje una y otra vez sobre la superficie opaca hasta encontrar con imbricados nudos multiformes la simulación figurativa de la cual emanan personajes y contextos.

Imagen y apariencia, embrujo visual e imaginario colectivo, las cosas no son lo que son. A lo sumo son resultado de una serie de infinitas configuraciones que el punto, la línea y el espacio —convertidos en constituyentes de aquello que llamamos realidad— nos presenten como objeto de nuestras percepciones y que, a fin de cuentas, no son otra cosa que aquello que queremos ver mediante la organización de nuestras volátiles representaciones mentales.

En opinión de la profesora de filosofía Ela Urriola Trujillo es un espectador de lo cotidiano. Lo vive y lo dignifica. En él la vida es el instante mismo de la experiencia humana manifiesta en lo trágico o lo cómico, en lo sublime o lo ridículo, el humor y la ironía toman carta de naturaleza con el propósito de despojar el arte de la solemnidad y la pesadez humanista que la tradición le había conferido.

“El arte como recreación, como diversión y reconocimiento de lo íntimo que subyace en cada cual, es una forma de reírnos de la vida. Y la obra de Trujillo seguirá siendo un ejercicio de reflexión de la naturaleza en todas sus formas”, manifestó Urriola.