Temas Especiales

06 de Aug de 2020

Cultura

Una nueva generación

La primera década del siglo XXI se caracterizó por lo que se podría denominar la eterna búsqueda de la novedad. En todas las artes, los ...

La primera década del siglo XXI se caracterizó por lo que se podría denominar la eterna búsqueda de la novedad. En todas las artes, los protagonistas intentaron un camino propio para destacarse frente a sus antecesores, aunque algunas veces las formas fueran poco ortodoxas. Hay, como siempre, quienes lo lograron con creces y oros que fracasaron en su intento.

CINE

La pantalla grande se vio invadida por trilogías como “The Matrix”, y Piratas del Caribe ; Harry Potter , por héroes de los cómics, como Batman , Los hombres X y El Hombre Araña , y por personajes extraídos de la literatura fantástica como es el caso de El señor de los Anillos. Estos años también marcaron el repunte de géneros como el documental y la animación.

Fue una década propicia para el cine latino. Actores como Javier Bardem y Benicio del Toro, alcanzaron el Óscar, por “Sin lugar para los débiles”“ y “Traffic”, respectivamente. La española Penelope Cruz fue galardonada por “Vicky Cristina Barcelona”, además de seguir siendo la musa de Pedro Almodóvar en filmes como “Volver” y los “Abrazos rotos”. Los llamados “tres amigos” (Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Alejandro Iñarritú) se dieron a conocer con cintas como “Y tu mamá también”, “Amores perros” y “El laberinto del fauno”.

PANTALLA CHICA

La televisión dejó de ser una opción de segunda para lograr fama y fortuna. Así lo demuestran los altísimos salarios de actores como Kiefer Sutherland (24) , Sarah Jessica Parker ( Sex and the City) y Patrick Swaze ( La Bestia) cuyas series le dieron gran impulso a sus carreras. Los canales de cable ofrecieron al público producciones más atractivas y atrevidas, incluyendo varias latinoamericanas. CSI puso de moda las series sobre investigación criminal y ciencia forense. Y el auge de los reality shows , con concursos de supervivencia o de talentos ofrecieron la oportunidad a desconocidos de lograr celebridad, como la panameña Margarita Henríquez que ganó el Latin American Idol en 2008

MÚSICA

En música, la rebeldía ha sido la constante como lo dicen a gritos las imágenes de Lady Gaga, Amy Winehouse y The Black Eyed Peas. Lo urbano reina no solo en temas sino en géneros. Los más escuchados son el rap, el hip hop y el reggaetón. Figuras como Calle 13, Don Omar, Daddy Yankee y el panameño Nigga son tan populares como Jay Z, Akon y Kanye West. Aunque está en boga la fusión, el pop, el rock y la balada mantienen sus adeptos. Justin Timberlake se convirtió en un intérprete y productor respetado, mientras veteranos como Paul McCartney siguen llenando estadios. Entre las damas sobresalieron Beyoncé, Alicia Keys, Shakira, Rihanna, Leona Lewis, Katy Perry y en el country , Taylor Swift.

MODELAJE

La imagen de la modelo ultra delgada, personificada en Kate Moss, cedió el paso a figuras con aspecto más saludable. Pasarelas de distintos países establecieron controles como cambiar el paradigma de las modelos superdelgadas y ayudar al control de los desórdenes alimenticios tan de moda entre jóvenes. Hoy en las pasarelas disfrutamos de las curvas de Giselle Bundchen, Heidi Klum, Adriana Lima, Alessandra Ambrosio y Miranda Kerr, quienes se han convertido en algunas de las mejor pagadas.

REALEZA

En esta década, la realeza encontró más estimulante mezclarse con los plebeyos. Los nobles herederos de las coronas de Dinamarca, Noruega, España y Holanda, decidieron desposar a mujeres profesionales de clase media, para las cuales ser divorciadas, madre soltera, o infiel no constituyó un impedimento para conseguir su príncipe azul. Carlos de Inglaterra pudo casarse con Camilla Parker Bowles y Maximilian, hijo del príncipe de Liechtenstein, unió su vida a la bocatoreña, Ángela Brown.

FAMA

Varias celebridades han sido víctimas de la fama y han tenido problemas con drogas y alcohol, pero han podido salir adelante. Entre ellos Britney Spears, Robert Downey Jr. y Whitney Houston. Otros como Lindsay Lohan, David Hasselhoff y Amy Winehouse no han podido salir de su círculo vicioso. Los fanáticos han tenido que despedir prematuramente a figuras como Heath Ledger, Anna Nicole Smith y su hijo Daniel y a Michael Jackson, El Rey del Pop. Todos fallecieron víctimas de una sobredosis de medicamentos. La muerte de Jackson generó gran conmoción debido a su popularidad en todo el mundo.

En la próxima década aunque quizás la proliferación de medios ayude a llegar a la cúspide más rápido, el gran reto será mantenerse en la cumbre.