Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Cultura

Panamá, en la mira de productores de cine

PANAMÁ. Panamá anota otro punto a su favor. Esta vez, en la industria del cine, con miras a internacionalizarse. Por sus parajes y por s...

PANAMÁ. Panamá anota otro punto a su favor. Esta vez, en la industria del cine, con miras a internacionalizarse. Por sus parajes y por su gente, Enzo Castellari y Franco Nero -durante la visita que realizaron para conocer la región- dejaron a un lado la idea de producir sus próximas películas en el Bronx de Nueva York y en África, para apostar por el Istmo como el sitio ideal para rodar dos filmes:

Los ángeles también lloran y La semilla del diablo. “Este país nos ofrece ventajas. Los lugares que visitamos son perfectos. Las islas, el centro, la parte vieja de Panamá. En esos parajes y dentro de esas favelas puede ocurrir toda la historia”, comenta Castellari, actor, guionista y director de cine italiano, quien a su vez reafirma su interés de “empezar a hacer películas en Panamá con venta al mundo”.

Castellari y Nero cuentan que Los ángeles también lloran será la primera cinta de boxeo que realizan. Se narra la historia de un campeón de boxeo de edad madura, que entrena a niños y trata de vivir una segunda carrera a través de ellos. Este papel será protagonizado por el actor italiano Franco Nero, quien como Castellari se declara aficionado de ese deporte.

Aunque todavía no se ha elegido al elenco de ambas películas, Castellari asegura que incluirán actores panameños. Uno de ellos es Roberto Durán, para quien en su largometraje de boxeo le tiene preparado el papel del amigo del entrenador.

La semilla del diablo cuenta una historia diferente. Hay aventura y amor. “El filme está basado en un libro inglés, en el cual Nero también será el protagonista. Personificará a un duque que reclama sus propiedades en unas islas y deberá combatir con los indios que las habitan”, dice Castellari, quien proyecta fundar una escuela de cine en Panamá y comenzar las filmaciones en diciembre de este año. “Ambos filmes serán rodados totalmente en Panamá y en idioma inglés”, finaliza el actor de Malditos bastardos.