Temas Especiales

26 de Oct de 2020

Cultura

La llegada del hermanito

Un momento complicado en la vida de los primogénitos sucede cuando el mayor se ve “destronado” por la llegada de más hermanos, sobre tod...

Un momento complicado en la vida de los primogénitos sucede cuando el mayor se ve “destronado” por la llegada de más hermanos, sobre todo si tiene más de 3 años. Es normal que se sienta celoso, quién no lo estaría si pasara de ser el centro de atención a un segundo plano. Si esta rivalidad no se trabaja desde el principio, los hermanos podrían pasan sus vidas llevándose la contraria y discutiendo por cualquier cosa. Muchas rivalidades infantiles pasan a la edad adulta puede encontrarse con personas que no se llevan bien con su hermano o hermana porque de pequeños el otro era el favorito de los padres. Para poder paliar este problema desde un principio es importante hacer partícipe a su hijo de la llegada de su hermano para que él comprenda que no es un rival sino un compañero. Si se logra que el niño vea los aspectos positivos de tener un hermano esa experiencia será algo deseado por él.

Los hermanos mayores, por ejemplo, viven experiencias peculiares, al ser el primer hijo es frecuente que los padres les eduquemos con más miedo, ya que no tenemos experiencia en su cuidado y tememos que algo malo pueda sucederles.

Eso puede fomentar que el primogénito acabe teniendo una mayor predisposición hacia trastornos fóbicos y miedos. Por otra parte, existe la creencia de que los hermanos mayores son también personas más responsables, ya que con frecuencia los padres les exigen que sean un modelo para sus hermanos pequeño. Asumir responsabilidades dotará a los chicos de mayor independencia, pero tampoco se trata de exigirles responsabilidades que no sean propias de su edad.