Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Un jolgorio centenario

PANAMÁ. Comienza la cuenta regresiva. Sólo faltan tres días para que comience una de las celebraciones más esperadas del año: el Carnava...

PANAMÁ. Comienza la cuenta regresiva. Sólo faltan tres días para que comience una de las celebraciones más esperadas del año: el Carnaval, que a diferencia de otras épocas, desde ya promete ser diferente. Empezando porque la fiesta del “dios Momo” conmemora 100 años de celebración en Panamá y continuando porque la directiva de la festividad proyecta insertarle nuevos conceptos a la celebración —como las reinas del culeco arriba y el culeco abajo, las tonadas y el topón— imitando el Carnaval del interior.

“Esto va a complementar el trabajo que hacen las reinas y las princesas”, dijo Giselle Domínguez —quien será coronada este viernes 12— en una visita que realizó junto a su corte a la Editorial El Siglo-La Estrella.

Asimismo, Mayerli García (primera princesa) y Raiza González (segunda princesa) añadieron que aunque cuentan con pocos recursos económicos, con esas innovaciones “buscan demostrarle al pueblo panameño que con poquito dinero se puede hacer un carnaval de altura”.

Serán cuatro días jolgorio, en los que sus anfitrionas su majestad Giselle, Mayerli y Raiza González prometen mucho lujo y esplendor. Pero para ello han tenido que prepararse fuertemente.

“La preparación en tan poco tiempo ha requerido de mucho esfuerzo, tanto físico como mental. Vamos a la estética y recibimos clases de dicción”, dice la reina capitalina, quien como sus princesas manifiesta “sertirse feliz por esta gran oportunidad”.

Al mismo tiempo, Giselle y sus princesas exhortan al pueblo panameño a que las acompañen a gozar de la fiesta que tiene como ruta la Vía España. Pero sobre todo le piden al pueblo que “valoren el esfuerzo que se ha hecho”.

Por otro lado, Ego pudo conocer que Julio Cayo y Edgar Bedoya, de la firma JC&EB, fueron los creadores de los atuendos que lucirá la reina y su corte.

Cayo y Bedoya cuentan que como en años anteriores, esta vez se inspiraron en la historia humana, en los cuentos infantiles y sobre todo en la mitología.

Explicaron, además, que para confeccionar los trajes utilizaron materiales como canutillos, mostacillas, acetatos, lentejuelas iridiscentes, piedras del rin, espejos. Mientras que para elegir los colores pasaron por diferentes gamas, “siempre tomando en consideración los colores que a la reina la hagan resaltar”, dijeron. Prevalecerán los tonos oro, plata, amarillo, turquesa, rosado, verde limón, morado, fucsia, celeste, naranja, etc. Todo esto acompañado de plumas de aves como: avestruz, faisán, pavo real y de gallo.

“Para estas fiestas lo que se busca es brillo y color”, acotaron los expertos en moda que concluyeron “este fue trabajo arduo de muchas semanas sin dormir bien, ya que hay que trabajar contra el tiempo, pero es un trabajo divertido”.