28 de Nov de 2022

Cultura

Iberoamericanos celebran estar en los Oscar

La competencia es dura pero los ánimos se mantienen en alto. Pase lo que pase el domingo, los postulados iberoamericanos al Oscar celebr...

La competencia es dura pero los ánimos se mantienen en alto. Pase lo que pase el domingo, los postulados iberoamericanos al Oscar celebran la atención que sus proyectos han recibido y lo que ello pueda significar para el futuro del cine en sus respectivos países.

“El haber llegado a estar entre los cinco (nominados) es suficiente”, dijo Antonio Banderas del corto animado que ayudó a producir, “La Dama y la Muerte”, que sigue el camino de una anciana a su destino final.

Para el realizador argentino Juan José Campanella, cuya cinta “El secreto de sus ojos” es una de dos latinoamericanas nominadas a mejor película extranjera, la competencia este año no sólo está muy reñida sino que muestra que la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas no tuvo favoritismos geográficos o temáticos.

Su obra, protagonizada por Ricardo Darín y Soledad Villamil y que revive un oscuro asesinato del pasado a través de las miradas de algunos de sus protagonistas, compite con la peruana “La teta asustada” de Claudia Llosa, ganadora del Oso de Oro en Berlín; la alemana “La cinta blanca”, ganadora del Globo de Oro a la mejor cinta extranjera y de la Palma de Oro en Cannes; la francesa “Un profeta” y la israelí “Ajami”.

“El hecho de que haya dos películas latinoamericanas afirma que (los miembros) votan realmente por las que les gustan.. Creo que es un premio muy genuino”, recalcó el cineasta, quien ya había competido en el mismo rubro con “El hijo de la novia”(2001).

Esta es la sexta película argentina postulada a un Oscar. La única que ha ganado ha sido “La historia oficial”, de Luis Puenzo, en 1985.

Por su parte Llosa, acompañada por la protagonista de su filme Magaly Solier, señaló con una indeleble sonrisa que para ella el premio es estar en Hollywood compartiendo el fin de semana con sus colegas postulados y explorando futuras oportunidades.

“Creo que el grupo de películas seleccionadas este año.. muestra que los nominados son capaces de arriesgarse en su discurso, de ser personales.. y eso nos hace sentir honrados”, dijo la directora de “La teta asustada”, primera película peruana postulada a un premio de la Academia, que sigue a una joven indirectamente traumatizada por la guerra contra el terrorismo que azotó al Perú en la década de 1980.

Asimismo, el argentino Campanella resaltó el hecho de que haya dos películas latinoamericanas compitiendo - ambas coproducidas con España - en lo que podría verse como “los albores de un tiempo nuevo o como una casualidad”.