Temas Especiales

06 de Feb de 2023

Cultura

Cuando la ansiedad influye

Hay parejas que no presentan ningún problema para concebir un hijo; sin embargo, a pesar de los intentos, la mujer no llega a quedar emb...

Hay parejas que no presentan ningún problema para concebir un hijo; sin embargo, a pesar de los intentos, la mujer no llega a quedar embarazada, y esto les produce sentimientos de angustia, desesperación y culpa. Estos sentimientos se agravan mucho más con el pasar de los meses y años por la espera.

Esa angustia y desesperación es uno de los factores que incide en la concepción. He tenido pacientes que después de tantos esfuerzos toman la decisión de adoptar a una criatura. Esta situación hace que la pareja se sienta en cierto modo tranquilos, baja la intensidad de la ansiedad, y el mantenerse ocupados con el hijo adoptado, el embarazo llega sin esperarlo.

Las consecuencias psicológicas son tremendas para los que requiere tener su propio hijo y no es posible. Los sentimientos de culpabilidad son intensos. El hombre suele culpar a la mujer de su falta de fertilidad. La mujer muchas veces para defenderse de la incomprensión del hombre, suele hacerse la víctima y su estima se afecta. Entonces, ocurre que al problema inicial se le añade otro más.

Otras veces los familiares, amistades y compañeros de trabajo influyen en el escenario con preguntas hasta imprudentes que llegan a afectar mucho más a la pareja. Esta situación los avergüenza. Hay hombres que en su afán de convertirse en papás, se involucran en otra relación logrando satisfacer su masculinidad, más que su figura como padre de la criatura.

Por otro lado, por la sola idea de que la mujer logre quedar embarazada, hay quienes se someten a todo tipo de posiciones sexuales sin sentir placer, y recurren a todo tipo de métodos terapéuticos de la medicina moderna y medicinas alternativas, y hasta en la santería agravando más la situación.

RECOMENDACIONES

- Lo mejor es que se relajen, y tengan sexo cuando quieran y porque esto fortalece a la pareja. Si le ponen tanta presión al embarazo, terminarán más tensionados de lo que resulta conveniente. Si en 6 meses no hay resultados, ambos, deben consultar con un médico especialista.

- Tu vida personal y de pareja no debe girar en torno a esta situación, porque el poder de la mente es muy fuerte y se puede predisponer a tener relaciones sexuales de forma mecánica y las probabilidades de no lograrlo, aumenta e igualmente, afecte tu vida de pareja.

Hay que tener paciencia, no obsesionarse, y acudir al médico para saber si están en condiciones óptimas para un embarazo.

- La ansiedad representa un gran problema para concebir porque genera problemas mayores como el estrés. Aunque no esté demostrada la influencia del estrés en la concepción, estudios demuestran que cuando una mujer logra olvidarse de la preocupación de tener un hijo, logran quedar embarazadas.