Temas Especiales

20 de Apr de 2021

Cultura

Comprometida Cine y cooperación

PANAMÁ. ‘Un diamante enorme’ fue lo que Campell dijo haber recibido de los hombres de Charles Taylor, según la versión de Mia Farrow, mi...

PANAMÁ. ‘Un diamante enorme’ fue lo que Campell dijo haber recibido de los hombres de Charles Taylor, según la versión de Mia Farrow, mientras que la modelo había declarado que fueron unas ‘piedras sucias y pequeñas’ las que fueron a parar a sus manos.

El supuesto intercambio de los diamantes, que puede constituir una prueba de que el ex presidente de Liberia los empleó para financiar a los rebeldes en la guerra de Sierra Leona, tuvo lugar en 1997 después de una cena benéfica en Sudáfrica. Para entonces, Mia Farrow ya se había convertido en madre de una numerosa familia a muchos de cuyos quince hijos había adoptado y liberado de situaciones difíciles, y era ya una figura destacada en la defensa de los derechos humanos.

El hecho de contradecir a Campell en el juicio vuelve a demostrar la determinación de esta mujer por defender lo que considera justo, sin importarle a quién tenga que enfrentarse. Un carácter decidido que se forjó tanto a través de su carrera como actriz como de los contratiempos en los ámbitos sentimental y familiar.

Su fama como actriz la alcanzó tan rápido como velozmente se dio a conocer su vida personal. En mayo de 1967, la revista Life le dedicó una portada por ser artista y esposa de Frank Sinatra. Un año después su popularidad aumentó con la película La semilla del diablo.

De un modo paralelo a su trabajo como intérprete, corrían las noticias sobre su vida personal. Contrajo matrimonio con el músico André Previn en 1970 y se separó nueve años después.

Sin embargo, la etapa más sonada de su vida comenzaría después de 1982 por su relación con Woody Allen.

En esos años, su carrera se desarrolló ampliamente con sus muchas apariciones en las películas de Allen, pero la relación con éste se rompió de manera brusca cuando Farrow descubrió que Allen y Soon-Yi, la hija que había adoptado con Previn, mantenían una relación. En una ocasión afirmó en una entrevista en la cadena ABC que al principio consideraba a su hija ‘la verdadera víctima de todo el asunto’ y se sorprendió al descubrir tiempo después que continuaba con Allen. ‘No creo que la vuelva a ver’, aseguraba. Farrow siguió adelante centrándose en su carrera y sus hijos e iniciándose en el mundo de la cooperación con viajes a los países más desfavorecidos.