Temas Especiales

24 de Nov de 2020

Cultura

‘Nada es fácil’

reida Pinto pensó que lidiar con reporteros y fotógrafos en grandes estrenos sería pan comido luego de su primera experiencia hace dos a...

reida Pinto pensó que lidiar con reporteros y fotógrafos en grandes estrenos sería pan comido luego de su primera experiencia hace dos años. Fue en el Festival Internacional de Cine de Toronto. ‘No había un alma en la alfombra roja para Slumdog Millionaire (¿Quién quiere ser millonario?). Ni una. Sólo un fotógrafo y una persona haciendo la entrevista’, dijo Pinto, quien llegó al festival como una desconocida y salió como una estrella prometedora luego que el filme pasó de la oscuridad a ganar el premio del público en antesala a su triunfo en la taquilla y los Óscares. ‘Estaba extremadamente nerviosa de enfrentar a un millón de personas por primera vez, así que pensé: ¡Ay, las alfombras rojas son algo fácil! Pero las cosas cambiaron por completo desde entonces’, dijo Pinto en una entrevista en Toronto, adonde volvió con dos películas: You Will Meet a Tall Dark Stranger de Woody Allen y Miral de Julian Schnabel.

Esta vez, los fotógrafos la esperaron en el aeropuerto, y la actriz ha sido una de las chicas más glamorosas del festival junto a su novio Dev Patel, con quien protagonizó Slumdog.

Pinto, de 25 años, creció en Mumbai y trabajó como modelo y presentadora de TV antes de debutar como actriz de cine en la película de Danny Boyle. Desde entonces ha trabajado sin parar, coprotagonizando el relato de acción basado en la mitología griega Immortals y una protosecuela de El Planeta de los Simios, Rise of the Apes. En diciembre, comenzará a rodar el drama petrolero de Oriente Medio Black Thirst. Pinto tiene el papel protagónico en Miral, que llegará a las salas de cine en diciembre, y en la que interpreta a una adolescente palestina que alcanza la madurez en medio de la guerra en el este de Jerusalén. En You Will Meet a Tall Dark Stranger, que se estrena el próximo miércoles, Allen seleccionó a Pinto como la nueva vecina de un conflictivo escritor (Josh Brolin) en un matrimonio ranció con una asistente de una galería de arte. ‘Quisimos a alguien que él mirara por la ventana como un oscuro objeto de deseo. Pensamos, ¿quién podría ser? Está casado con Naomi Watts, que es tan hermosa y una actriz tan maravillosa. ¿Qué podría alejar a un hombre de Naomi Watts? Nada, en verdad’, dijo Allen. Entonces alguien sugirió a Pinto, a quien el realizador había visto en Slumdog. Allen dijo que chasqueó los dedos, concertó una reunión y rápidamente la contrató. En las primeras escenas la mantuvo en planos generales para que el público sólo la viera de lejos hasta que se sienta en un restaurante frente a Brolin. ‘Uno ve ese rostro en primer plano al otro lado de la mesa, y ese rostro te pulveriza. Es tan hermosa’, dijo Allen. Pinto, cuyo padre es un empleado de banco jubilado y su madre directora de una escuela, dijo que desde pequeña pensó que querría ser actriz. ‘Mi mamá y mi hermana a veces me atrapaban in fraganti frente al espejo, siendo dramática, imitando personajes que había visto en películas o por televisión. Haciendo voces cómicas’, relató Pinto. ‘Se reían de mí, pero siempre decían, ¿Sabes qué? Esto es exactamente lo que vas a hacer cuando seas grande. Vas a estar en la industria del espectáculo’.