Temas Especiales

20 de May de 2022

Cultura

Cambios en la respuesta sexual

El embarazo constituye para la pareja una época de cambios importantes. Esos cambios en las áreas física, psíquica y del comportamiento ...

El embarazo constituye para la pareja una época de cambios importantes. Esos cambios en las áreas física, psíquica y del comportamiento afectan más o menos a cada pareja en función de la información que se tenga acerca del proceso del embarazo. Cuantas más ideas erróneas, dudas y miedos, más ansiedad. De las experiencias previas de la personalidad y estado psicopatológico, el embarazo será mas complicado para una persona nerviosa o en estado depresivo que para una persona equilibrada. Del nivel de estrés dependerá la satisfacción en las relaciones sexuales, la adaptación y el ritmo laboral, las presiones económicas, la salud previa, etc.

Durante la gestación, la actividad sexual se verá así mismo afectada por ese proceso de cambio, que requerirá una adaptación específica. La mujer presenta la posibilidad de mantener una relación sexual continua cuando no existan tabúes sociales que la repriman y razones de salud que la desaconsejen. Si nos atenemos a los estudios recientes realizados con metodologías correctas y con técnicas de medición más objetivas podemos ver que los cambios que se producen en la sexualidad durante la gestación varían según la fase que se halla el embarazo, y no está claro que interfieran en una respuesta sexual normal.

En relación a la conducta sexual en la vejez tenemos que cuando una pareja se enfrenta al hecho de envejecer de forma realista y se adapta a ello, no tiene por qué hallar disminución de placer en las relaciones sexuales, al disponer de más tiempo y más intimidad que cuando eran jóvenes, y al no esperar del otro una gran actuación, están más preparados para que la relajación y la ternura afloren en todas las formas de contacto íntimo del cuerpo.

De hecho, los estudios llevados a cabo sobre la sexualidad en la edad adulta avanzada nos muestran una realidad bien distinta de la que los mitos sociales quieran reflejar. Es cierto que con la edad existe un declive en la frecuencia de relaciones sexuales, pero también es cierto que ello es muchas veces de bido a las mismas expectativas que refleja el entorno social, y que, en cualquier caso, la sexualidad se halla presente en personas de muy avanzada edad. Hay paternidades descritas en hombres de hasta 104 años.

Ni el embarazo ni la edad son causas de desaparición de la capacidad sexual de una persona. Sin embargo, sí se producen una serie de variaciones en la respuesta sexual que toda persona debe conocer y enfocar de manera objetiva y positiva.