Temas Especiales

24 de May de 2022

Cultura

Internet transformando la sexualidad

PANAMÁ. El internet se ha convertido mundialmente en la herramienta y el medio preferido por muchos, ya que navegar por el ciberespacio ...

PANAMÁ. El internet se ha convertido mundialmente en la herramienta y el medio preferido por muchos, ya que navegar por el ciberespacio tiene un gran atractivo para cualquier persona, no sólo por la diversión que este brinda, sino también por la posibilidad de ponerse en contacto con personas de otros países.

Hace más de quince años que este medio dejó de ser ciencia ficción para transformarse en lo que es hoy, un fenómeno sin comparación con cualquier otro medio.

Pero, a veces muchos se preguntan ¿cómo es que una persona puede conseguir una relación por el ciberespacio?

Todo comenzó a principio de los años noventa, cuando las parejas se enamoraban por medio de los chat rooms o con el llamado messenger que luego caducó y a medida que ha pasado el tiempo ahora se cuenta con el Facebook y Twitter, redes sociales que han revolucionado al mundo por la gran aceptación en el mercado cibernético y tecnológico.

Desde entonces, las relaciones por internet ya son parte de la vida cotidiana de muchas personas, ya sea con motivos laborales o para relacionarse con amigos y hasta con desconocidos que buscan pareja o solamente sexo.

Según Lourdes Berrocal de González, terapeuta familiar y de parejas, existen diferentes motivos por los cuales una persona prefiere quedarse en el ‘mundo virtual’ o iniciar una o varias relaciones a través de internet, en lugar de hacerlo cara a cara o mediante el medio tradicional.

Entre los motivos que señala la terapeuta están el temor a sufrir o pasar por un desencanto amoroso, sobre todo en el caso de haber tenido malas experiencias anteriores. ‘En este sentido, resulta mucho más fácil y menos arriesgado conseguir una persona con quien desahogarse de los problemas en el momento que quiera, a la hora que quiera y con quien quiera, con sólo apretar unas cuantas teclas’, destaca.

VENTAJAS

Dado que el cibersexo puede satisfacer algunos deseos sexuales sin comportar riesgo de embarazo o de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS), puede considerarse un modo físicamente seguro para la gente de experimentar con pensamientos y sentimientos de naturaleza sexual.

Además, le permite a las parejas ya consolidadas mantenerse en contacto a pesar de estar físicamente separadas. ‘El sexo virtual también permite a sus practicantes participar en una fantasía que, debido a limitaciones físicas o sociales o por miedo a la mal interpretación o el rechazo, no se atreverían a hacer realidad en la vida real’, afirma por su parte el psicólogo Javier Rhoden Jaén.

Sin embargo, el tema del cibersexo podría causar grandes problemas al ser humano, tanto psicológicos como psíquicos.

LOS PROBLEMAS

Así como el sexo virtual tiene sus ventajas, también tiene consecuencias, como por ejemplo, cuando el individuo utiliza como primer recurso sexual la masturbación y se convierte este en un hábito descontrolado.

La dependencia sociológica, que se presenta cuando un individuo se habitúa al uso de internet, origina una controversia entre profesionales de la salud, los cuales señalan que una persona debe tener una integración entre mente y cuerpo para comprender las interrelaciones entre todas las partes del organismo, mientras que el internet solo se vive de una fantasía.

¿ADICTOS AL SEXO O A LA PORNOGRAFÍA?

Para el terapeuta familiar y de parejas Rodolfo Justine, el tener sexo por internet es un tema muy controversial, ya que él afirma que tal relación no existe. Según él ‘en internet lo que hay es pornografía, o una visión más disminuida de la sexualidad que solo le interesa mostrar el aspecto de la genitalidad del cuerpo humano y, por ende, una persona se pude volver adicta o dependiente del sexo’.

Según Justine, la adicción al sexo es como muchas otras adicciones que generalmente suponen una vía de escape insaludable para resolver conflictos o problemas que se le plantean en la vida. ‘Es una manera de evitar enfrentarse a su realidad. Por eso, es necesario realizar y conocer las causas que han llevado a la persona a padecer estas adicciones’.

‘El pensamiento obsesivo sexual y las fantasías sexuales se hacen cada vez más necesarias para lidiar con los problemas de la vida diaria. La adicción al sexo es un de las adicciones más negadas en nuestra cultura. Muchas veces se racionaliza la conducta compulsiva sexual’, señaló Jaén.

Para que una persona adicta pueda recuperarse debe reconocer que tiene un problema y luego ir con un especialista en salud mental para que le brinde terapia, destacó el especialista, al tiempo que recalca que nunca olvide que la dependencia es dañina.