Temas Especiales

13 de May de 2021

Cultura

Falta de libido Energía sexual

PANAMÁ. La intensidad con que se desea mantener relaciones sexuales (conocida con el nombre de ‘libido’) varía mucho de una persona a ot...

PANAMÁ. La intensidad con que se desea mantener relaciones sexuales (conocida con el nombre de ‘libido’) varía mucho de una persona a otra, e incluso cambia también en el mismo individuo dependiendo de las circunstancias. De hecho, la mayoría de las parejas nuevas experimentan un período de ‘luna de miel’ lleno de sexo, que luego va decayendo con el tiempo.

Pero ¿sabe usted qué es la libido? significa deseo sexual. También es identificada como energía psíquica, fisiológica y emocional, potencia asociada a la sexualidad. Sigmund Freud vio la libido vinculada no sólo con el deseo sexual, sino con todas las actividades constructivas de los humanos.

EFECTOS

La falta de libido afecta física y emocionalmente a las parejas, además de que puede acarrear problemas, por malinterpretar la falta de deseo. El ritmo de la vida cotidiana, el estrés y la fatiga, a menudo atentan contra el interés por tener una relación con la pareja, señaló la psicóloga y terapeuta de parejas Sandra E. de Vásquez.

Según cuenta la experta esto surge por los efectos que causa la hormona llamada testosterona, ya que es la responsable del deseo sexual en hombres y mujeres alrededor de los 20 y 30 años respectivamente. El proceso de envejecimiento en el hombre y la mujer reduce el nivel de testosterona, por lo tanto, existe una disminución natural de la libido.

Otro de los problemas que puede presentar una pareja por la libido es el deseo sexual hiperactivo. ambos desórdenes pueden presentarse como una cuestión de toda la vida, que siempre ha estado presente o se producen sólo en algunas situaciones.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

Actualmente los especialistas señalan que es muy importante que una pareja sepa sobre el interés sexual que pueda tener tanto el hombre como la mujer por otras personas aparte de su compañero (a), la presencia o ausencia de fantasías sexuales, y la frecuencia de masturbación. También debe preguntarse el motivo por el cual ella o él cree haber perdido el interés en el sexo: si no se logra identificar una causa, es probable que la etiología sea hormonal o farmacológica.

Vásquez explica que existen tres enfoques de tratamiento para la pérdida de la libido; la elección depende de la causa (o causas) del problema. Para ella ‘la terapia de pareja es el tratamiento más eficaz para los problemas vinculares, incluyendo las luchas por el poder dentro de la pareja, las dificultades en la comunicación y cualquier otra alteración de la intimidad.

No obstante, una vez solucionadas estas cuestiones puede ser necesario implementar un tratamiento dirigido concretamente a reestablecer el contacto sexual. La psicoterapia individual es el recurso más eficaz para los pacientes con antecedentes de traumas sexuales, los trastornos relacionados con la imagen corporal, o el temor a la intimidad o al envejecimiento, señaló.