Temas Especiales

21 de Oct de 2020

Cultura

Un intelectual de altura

PANAMÁ. ‘Si lo primero que impresionaba en Raúl era su tamaño, que traía a la mente imágenes de Cortázar, con esa capacidad de supervisa...

PANAMÁ. ‘Si lo primero que impresionaba en Raúl era su tamaño, que traía a la mente imágenes de Cortázar, con esa capacidad de supervisarlo todo desde su gran altura, lo que persistía al conocerlo era un insondable que buscaba en todo momento la ponderación, la ecuanimidad como guía de la convivencia humana’, manifestó vía correo electrónico el laureado novelista panameño Justo Arroyo.

El autor de las obras ‘Semana sin viernes’ y ‘Para terminar diciembre’ destacó de que del desaparecido pensador ‘sólo podía provenir la palabra incorruptible, la búsqueda de la verdad y que esa verdad resultaría al final amable incluso para los que no habrían querido escucharla’. ‘Aunque nos deja sus polifacéticos libros, nada podrá transcribir la sensación de buenaventura, de integridad que irradiaba con su sola presencia’.

De acuerdo con el crítico literario y promotor cultural Ricardo Ríos Torres, Leis fue capaz de armonizar en una ‘vida plena distintas actitudes y responsabilidades: educador, sociólogo, escritor, fotógrafo, misionero, periodista, promotor cultural, politólogo, etc’.

‘Como escritor, incursiona en todos los géneros, busca la literatura total al estilo de Cervantes y Vargas Llosa. En sus poemas, narraciones, ensayos y obras de teatro está el hombre de ideas, el panameño comprometido con su patria’, apuntó Ríos Torres.

El autor calificó la obra de Leis, en la que se encuentran títulos como ‘Viajes alrededor del patio’, ‘Cantos de amor al hombre nuevo’, ‘El niño y la bomba’, ‘Lo peor del boxeo’, y ‘Carta a Héctor Gallego’, entre otros, como el testimonio ‘de un ser humano sin etiquetas’.