17 de Oct de 2021

Cultura

Explosiva de niña, nada...

PANAMÁ. Un parvulario inmenso. Eso fue el Figali Convention Center la noche del martes antes, durante y después del recital que brindó e...

PANAMÁ. Un parvulario inmenso. Eso fue el Figali Convention Center la noche del martes antes, durante y después del recital que brindó en Ciudad de Panamá la nueva princesita del pop Miley Cyrus.

ANTES DE LA FIESTA

Mientras mucha gente reclamaba a los vendedores ambulantes por exagerar los precios de los perros calientes ($.2.00), las brochetas ($.1.75) o las salchichas ($.1.50), los agentes del orden público parecían estresados por la enorme cantidad de niños y preadolescentes que corrían en todos los sentidos buscando las puertas del coloso de Amador. ‘Es como si todos los fans se hubiesen puesto de acuerdo para llegar a la misma hora’, repetía un uniformado.

A las 6:50 p.m. había muy poco público, pero apenas se durmió el sol (a las 7:00 p.m.) surgió una marea de niños, gritos, brincos y abrazos... ‘Mami quiero un póster de Hannah Montana’, decía insistentemente una chiquilla de pelo rubio que iba agarrada de la mano por su madre. Busitos colegiales, coasters, sedanes y autos 4x4 llegaban atestados de chicos que literalmente se salían por las ventanas.. ‘Uff, llegamos justo a tiempo... Imagínate que venimos desde David’, nos confirmó una mujer que conducía el transporte de una escuela privada en Chiriquí. Había también excursiones de Penonomé, Las Tablas y Chitré y, por supuesto, de colegios de la capital.

EL TOQUE MÁGICO

Afuera la estrella de la noche era identificada como Hannah Montana. Los llaveros, suéteres, pósters o calcomanías aún reflejaban a la niña que hace un año se retiró la popular serie de Disney. Pero una vez en el escenario Miley Cyrus dejó claro que ya es mayor de edad, al menos en este país (tiene 18 años).

El Figali quedó en completa oscuridad a las 8:30 p.m., justo el horario que había confirmado la producción. Los gritos de ‘Miley, Miley, Miley’ eran como un disco rayado. Pero de pronto el sonido de un helicóptero empujó las paredes del recinto y las luces enfocaron a la ídolo juvenil que lucía una chaqueta roja, top negro con brillantes, patalón corto y botas de cuero. Sin mediar palabras abrió su show con ‘Liberty walk’, seguido de ‘Party in the USA’; antes se despojó de su blusa y se pudo apreciar un tatuaje en su costado derecho. ‘Kicking and screaming’, ‘Robot’ y el tema ‘I love rock & roll’ (de Alan Merrill y Jake Hooker) sirvió para finiquitar el primer set. Luego hizo una pequeña pausa para manifestar su emoción por estar en Panamá y agradecer al intenso público. Tan intenso que la seguridad privada tuvo que llamarle la atención a los del área ‘Gold’ (cerca a la tarima) porque habían aflojado la barra que los separaba del escenario. Finalizado el pequeño incidente Miley continuó la fiesta con ‘Obsessed’, ‘Forgiveness and love’ y ‘Fly on the wall’. Este grupo de canciones las interpretó ataviada con un vestido de encaje y sobre una especie de balcón ubicado exactamente arriba de su baterista. Miley también caminaba por una pasarela que salía de la mitad del proscenio donde movía su melena bañada de luna. Con un nuevo cambio de vestuario, esta vez provocativo como el primero (un pantalón ajustado, botas y un corset), Miley hizo delirar a la multitud con uno de sus temas más conocidos: ‘7 things’. A pesar de no haber dicho ni una sola palabra en español, Cyrus explicó que el propósito de su tour Corazón gitano es expandir amor. ‘Es mi sueño estar acá y ustedes lo hicieron posible. Cada uno de ustedes puede hacer lo que su corazón diga’, fue el mensaje que dejó la estrella teen. Pasada la hora de concierto los más de 5 mil asistentes pudieron corear ‘Smell like teen spirit’ (Nirvana), ‘Can’t be tamed’, Take me along’ y ‘The climb’. Su cuerpo de baile conformado por 4 chicas y mismo número de chicos no paró de bailar nunca e hizo recordar las faraónicas coreografías de Madonna. Luego de presentar a sus 6 músicos la nacida en Nashville, Tennessee, se despidió con ‘Who owns my heart’ y ‘My heart bets for love’. La noche había terminado, los más pequeñines ya iban en brazos de sus padres, los adolescentes satisfechos y las aseadoras atormentadas por el rostro de Miley, tirado por todos lados.

POST DATA:

Antes de todo el repertorio de Miley el grupo panameño Some Body realizó algunos covers.