03 de Dic de 2022

Cultura

Combate enfermedad meningocócica

La Enfermedad Meningocócia Invasiva puede, en Panamá ser combatida con una nueva arma. Se trata de Menactra, una nueva vacuna que fue re...

La Enfermedad Meningocócia Invasiva puede, en Panamá ser combatida con una nueva arma. Se trata de Menactra, una nueva vacuna que fue recientemente lanzada en nuestro país por Sanofi Pasteur.

Si bien existe una vacuna disponible desde 2005, se ha venido trabajando en nuevas opciones que puedan atacar esta enfermedad que puede tomar la vida de un niño en menos de 24 horas, de manera más eficaz

De acuerdo con José Alejandro Mojica, infectólogo-pediatra, la enferemdad meningocócica no debe tomarse a la ligera pues puede ocasionarse por bacterias, virus u hongos que están en el medio ambiente y que se desarrolla rápidamente. Además, ‘su diagnóstico es a veces engañoso pues tiene una sintomatología no específica’.

El dolor de cabeza, vómitos y fiebres son frecuentes en niños pequeños, lo que dificulta un rápido diagnóstico y ya cuando aparecen otros síntomas como alteración de la coagulación o la destrucción del tejido, puede ser muy tarde para actuar.

Prevenir antes que lamentar

De acuerdo con el estudio SIREVA, que lleva a cabo la Organización Panamericana de la salud, encargado de la vigilancia de las enfemedades quwe producen la meningitis en niños, ha habido en Panamá unos 22 casos, de 2000 a 2005, y de acuerdo a un estudio realizado por elDr. javier Nieto en el Hospital del Niño, ha habido de 2004 a 2008, unos 12 casos, mientras que de 2008 a 2009, 41 casos. El SIREVA de 2011 (que refleja resultados de 2010, refleja unos 12 casos. De los 5 serogrupos a los que puede pertenecer esta enfermedad (A,B, C, Y y W), la mayoría en Panamá pertenecen al C, sin embargo, esto es muy cambiante.

Por esto, detalla Mojica, es más conveniente prevenir, en este caso, vacunarse con un medicamento que protege contra 4 de los 5 serogrupos de esta enfermedad y que requiere solamente de una toma, a menos que se trate de algún paciente con problemas inmunológicos, microbiólogos o militares que estarían mayormente expuestos.

La vacuna se indica a personas de 2 a 55 años, y sobre ella se han hecho estudios clínicos con unas 48 mil personas.