Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Tras la navaja

Se excusa por haberme hecho esperar pues se encontraba en un tour para observar lagartos en el río Chagres. Viendo tal entusiasmo, me se...

Se excusa por haberme hecho esperar pues se encontraba en un tour para observar lagartos en el río Chagres. Viendo tal entusiasmo, me sentí culpable de cortarle la diversión de la tarde. Vera Strubi visitó Panamá atendiendo una convención de distribuidores de Victorinox a nivel regional. Ella, miembro de la Junta Directiva de la empresa, fue contratada para encargarse de la división de perfumería y más adelante se convirtió en la encargada de impulsar el branding de todas las divisiones: navajas, relojes, equipaje, moda y fragancias.

‘Después de 2001 y los eventos del 11 de septiembre, al ver que muchos no podrían viajar con navajas, la empresa vio la necesidad de diversificarse, ahora tenemos varias líneas de productos, algunos bajo licencia y otros, creados por nosotros’, detalla.

Su reto es manejar estas cinco categorías generando fortaleza para la marca Victorinox Swiss Army.

‘Es interesante, pues nuestros orígenes son las navajas, no somos una marca que venda tendencias o estilo de vida, pero pensamos que tenemos grandes fortalezas en el negocio’, asegura.

La división de fragancias ofrece productos para damas, uno de cada 5 relojes vendidos en el mundo es Victorinox. El equipaje se maneja muy bien, en moda están presentado nuevas colecciones, las navajas están posicionadas en todo el mundo y la empresa está abriendo sus propias tiendas, primero en Asia y luego en Estados Unidos, sostenidos por una buena distribución.

‘Todo lo que hacemos es inspirado en la tradición familiar, nuestros productos tienen que tener calidad, debe ser funcionales, tenemos interesantes diseños, nuestro slogan es ‘companion for life’, algo que puedes lucir, llevar contigo siempre’.

Y es justamente al tradición familiar lo que convenció a Strubi de trabajar con Victorinox.

‘Nunca conocí gente como ellos. Tienen fuertes principios éticos, son increíbles, tienen respeto por la gente, su prioridad es la calidad, construir una marca, por mucho tiempo han apoyado la ecología, promueven valores, crean trabajos pues su idea es que con trabajos la gente tendrá vidas decentes; mientras hoy, todos hacen lo contrario, cortan trabajos para tener más ganancias. Es un negocio familiar que va por su quinta generación y que será heredado. Ellos tienen una visión a largo plazo del negocio y me gusta eso, muy diferente a lo que he hecho en el pasado’.