Temas Especiales

26 de May de 2022

Cultura

No entiende la censura

BRASIL. La fotógrafa estadounidense Nan Goldin, cuya exposición fue recientemente censurada en un museo de Rio por tratar de ciertos cli...

BRASIL. La fotógrafa estadounidense Nan Goldin, cuya exposición fue recientemente censurada en un museo de Rio por tratar de ciertos clichés sobre la infancia, declaró que era una ‘ironía que esto ocurra en Brasil, un país donde muchos niños viven en las calles’.

‘Es una ironía que esto ocurra en Brasil, un país que siempre me pareció abierto, un lugar donde pensaba que la gente era libre, sin este miedo del cuerpo que acarrean las restricciones sociales puritanas’, dijo Nan Goldin, de 58 años, este jueves al diario O Globo. ‘Muchos niños brasileños están en la calle, llevan una vida peligrosa y difícil, y son incluso amenazados de muerte por la policía.

‘Estos son problemas mucho más graves que la cuestión fabricada en torno al trabajo que yo hago. ¿Por qué de repente son (la dirección del museo) tan protectores? Quiero discutir esa cuestión más profundamente’, reflexionó la fotógrafa que recibió el apoyo de artistas brasileños.

El centro cultural y museo Oi Futuro Flamengo, en Rio, que había seleccionado en 2010 la exposición de Nan Goldin y fue patrocinada por una suma de 300.000 reales (164.000 dólares), decidió la semana pasada anularla y no aprobar ciertas imágenes de la serie La Balada de la Dependencia Sexual.

‘La misión de Oi Futuro es la promoción de la Educación, y las imágenes no cumplen con esto en nuestro centro cultural, donde circulan decenas de escolares al día’, justificó el establecimiento en un comunicado.

La exposición estaba prevista para principios de enero, pero podrá finalmente ser vista en febrero en el Museo de Arte Moderno (MAN) de Rio. Los principales temas evocados por Goldin son la fiesta, la droga, la violencia, el sexo, la angustia y la muerte. Tiene, ante todo, el deseo de fotografiar la vida tal y cómo es, sin censura.

‘Esta actitud es una vuelta atrás. Las personas confunden la capacidad simbólica del arte con la real’, deploró Luiz Camillo Osorio, director del Museo de Arte Moderno, que aceptó acoger la exposición del 11 de febrero al 8 de abril de 2012.