Temas Especiales

28 de May de 2022

Cultura

Contra los vicios de una sociedad

PANAMÁ. El cine cubano lanzó un duro y descarnado ataque contra la homofobia en la película Verde verde, del veterano Enrique Pineda Bar...

PANAMÁ. El cine cubano lanzó un duro y descarnado ataque contra la homofobia en la película Verde verde, del veterano Enrique Pineda Barnet, presentada luego del Festival de La Habana, 18 años después que Fresa y Chocolate estremeciera los cimientos machistas de la sociedad cubana.

‘No es una película festiva, está hecha con amor, con verdadero amor y con rechazo al odio, es un ataque contra la homofobia, que es un ataque contra el amor’, dijo Pineda, de 78 años, al presentar su nueva cinta, que será exhibida al público a partir del 14 de febrero, en el día del amor.

Pineda, uno de los patriarcas del cine cubano y que en su amplia filmografía tiene un premio Goya en 1990 por La Bella del Alhambra, había prometido una película dura, y lo cumplió.

‘Una película que trate de manera tan descarnada un tema como la homofobia en Cuba, desde Fresa y Chocolate no había alguien que llegara tan lejos’, dijo a la AFP Iván Giroud, director del recién concluido 33 Festival de Cine de La Habana.

La homosexualidad en Cuba, tradicionalmente estigmatizada, fue reprimida tras el triunfo de la revolución en 1959, con internamientos en campos de trabajo en la década de los años 60 y marginalización durante el Quinquenio gris, de los 70.

Lo que une a Verde verde con Fresa y Chocolate, además de la calidad de la realización, es que ambas tienen detrás un director consagrado y el apoyo total del estatal Instituto de Arte e Industria Cinematográficos.