Temas Especiales

26 de Ene de 2023

Cultura

Se mantiene con sus ejercicios y sus vitaminas

PANAMÁ. Diciembre 7. Obtener esta entrevista con Óscar Emilio León Somoza fue toda una odisea. La espera fue larga, pero el resultado, m...

PANAMÁ. Diciembre 7. Obtener esta entrevista con Óscar Emilio León Somoza fue toda una odisea. La espera fue larga, pero el resultado, muy satisfactorio. La cita era para las 3:00 p.m., en el Bora Bora, ubicado en Amador. Ya próximos al lugar, se escuchaba al salsero cantar. Por segundos se creyó que solamente era una grabación, pero no, el salsero estaba ensayando en vivo. La sala estaba casi vacía. Solo había un par de personas arreglando el lugar, mientras Óscar junto a su banda musical practicó por más de cinco horas, todo el repertorio musical que presentaría a locales y foráneos ese día, y a cada uno le dedicó tiempo para afinar cada detalle y con ‘vamos otra vez’ y ‘otra vez...’ y modulando cada nota musical, continuó la práctica.

Con su sencillez y alegría, el salsero venezolano ha sabido ganarse el aprecio de la gente; y con su ritmo y energía ha logrado ser reconocido como el ‘Sonero del Mundo’, ‘Faraón de la salsa’ y mejor aún, mundialmente, como "El Diablo de la salsa". Para Óscar cada uno de estos seudónimos son de gran importancia, porque son una muestra de afecto que el público le muestra en cada país donde se presenta.

‘Y o acepto todos los apodos. Cada uno me encanta. Es más, ya tengo muchos, porque a cada lugar que voy me ponen uno distinto. Pienso que esa es la manera en como la gente me ve, me mira y me identifica’, dijo Óscar De León durante una entrevista con Ego.

DEBUTA CON PIQUETE

Llamó mucho la atención que estuviera ensayando el mismo día en que se presentaría y al ser cuestionado sobre si era costumbre suya y de su grupo hacerlo previo a los shows, el venezolano aseguró ‘no, no, no ensayamos mucho porque tocamos muchísimo y pues como tenemos el training para trabajar es casi imposible. Así que esta vez debutamos con este piquete, es la primera vez que llevamos eso a la palestra’, comparte el artista que incluso tuvo oportunidad para practicar el tema ‘Sabor a mi’ junto a la actriz y cantante panameña Janelle Davidson.

Luego de padecer en dos ocasiones afecciones del corazón, Óscar demostró en Panamá que aún conserva esa energía que lo caracteriza y por qué es llamado el ‘Sonero del mundo’. Por lo menos eso fue lo que se apreció en esta ocasión, donde se pudo ver a un Óscar bien enérgico y fuerte, muy distante de cualquier afección de salud que padeciera.

Al preguntarle sobre cómo hace para mantener esa energía cada vez que sube al escenario, con la jocosidad que lo identifica, respondió ‘¡óyeme sabroso!!!. Pues mira, me preparo con el ejercicio con mis vitaminas, que por cierto las ando buscando por ahí, pero creo que no las traje conmigo. Bueno, empezaré a tomar mi dosis cuando llegue a mi país’, reveló.