Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Cultura

Tradiciones que arrasan con el espíritu navideño

PANAMÁ. Con la llegada del mes diciembre, arrancan los preparativos para las fiestas de fin de año. Como es de costumbre, ni siquiera es...

PANAMÁ. Con la llegada del mes diciembre, arrancan los preparativos para las fiestas de fin de año. Como es de costumbre, ni siquiera es necesario que llegue este último mes para que las personas empiecen a organizarse con antelación en la compra de los regalos y las reuniones familiares.

Por un lado, lo niños se ponen eufóricos, alistando su tradicional lista de obsequios, que nunca es pequeña. Por el otro, padres, hijos, primos, abuelos, amigos e incluso vecinos se ponen de acuerdo para preparar esa cena especial.

La Navidad es una época para compartir, que de acuerdo con la psicóloga, Carmen Anguizola en muchos hogares se ha perdido por la prisa en comprar regalos e ir a las fiestas. Se olvida lo que realmente es importante en estas fechas y se pierde la verdadera esencia del espíritu de la Navidad, sobre todo cuando se trata de transmitírselo a los más pequeños.

INFLUENCIAS

‘Navidad es sinónimo de días muy especiales en el calendario cristiano, días en los que cada familia celebra la ocasión de acuerdo con sus propias tradiciones y cultura, por lo que hay muchas variaciones entre la importancia que se da en cada hogar en cuanto al intercambio de regalos, a comidas especiales y a la reunión de fin de año’, aseguró el sociólogo Carlos Cedeño.

COMERCIALIZACIÓN

Otro aspecto que resaltó Cedeño de las fiestas navideñas es la necesidad de reconocer la enorme comercialización que ha adquirido esta época del año. ‘Se puede enseñar a los niños que el verdadero espíritu de la Navidad radica en el deseo de dar con generosidad a los que tienen necesidad y no de comprar y adquirir en forma egoísta’, aseguró el sociólogo, a lo que agregó que ‘eso no quiere decir que dar y recibir regalos es pecado, pero nosotros los cristianos deberíamos hacerlo con moderación’.

Por su parte, Anguizola comentó que ‘esto es una de las razones porque los niños cristianos observan mezclados con todos los eventos especiales de estas fiestas, están el pesebre y el recuerdo del nacimiento de Jesús, pero nadie hace un esfuerzo para explicarle qué relación puede tener una cosa con la otra y, como resultado, el niño va sacando sus propias conclusiones, las que a menudo son distorsiones que impiden una correcta comprensión de este evento tan importante’.

COMUNICADORES

En todo el transcurso de la época navideña, hermosa en sus dimensiones de significado para el creyente y rica en las tradiciones acumuladas a través de siglos y culturas, los maestros, que pueden ser los mismos padres o los tutores, tienen oportunidades únicas de hablar a los niños del amor de Dios hacia los hombres y demostrado en el nacimiento de Jesús, tal como lo ha explicado uno de los libros más importantes de la historia y de referencia mundial en muchos aspectos, La Biblia.

CONSEJOS

Pueda que muchos niños en la actualidad hayan necesitado crecer y aprender por su propias vías lo que significa aquella cena cada diciembre en sus casas, pero quienes aún van creciendo no deberían esperar. Por ello, Anguizola menciona algunas maneras en que los padres puedan transmitir a sus hijos aquel mensaje de amor y armonía que caracteriza estas fechas.

Entre ellos están: hablarle a los niños sobre la historia de la Navidad. Lo que piensa la familia en función de tu propia experiencia religiosa y actitud espiritual.

También puedes buscar un libro sobre los orígenes de la Navidad, o preguntarle a tu pastor o sacerdote para algunas sugerencias.

En la escuela dominical, o cualquier forma de culto se que tengas ya que por esa fecha se ofrecen charlas y enseñanzas sobre el significado de la fiesta .

SIMPLIFICAR

‘Si los padres logran que los niños simplifiquen la Navidad y no quieran solo cosas ‘súper’. Lograrán que vean más allá de sus propios deseos. Puedes elegir un juguete para donar a la caridad para niños, o que te ayuden a elegir alimentos y colaborar, además de establecerle límites de gastos en Navidad. Todo esto adicional a cumplir los objetivos de conocimientos de sus hijos, ayudará a recordar que el verdadero valor de un regalo no depende de los costos.