Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Cultura

Revoluciona la arquitectura

PANAMÁ. Todos hemos conocido a través de los medios de comunicación que el tema de la ecología ha despertado gran interés en el ámbito d...

PANAMÁ. Todos hemos conocido a través de los medios de comunicación que el tema de la ecología ha despertado gran interés en el ámbito de la moda, la tecnología, el diseño y la decoración, etc, etc..., pero muy poco se ha dicho sobre los reconocimientos que se hayan dado a personajes por su loable trabajo y contribución al ambiente y al mundo.

Buscando en la internet encontré una información de una premiación a una figura que hace un gran aporte al ambiente, que quise compartir con ustedes. Trata sobre un arquitecto chino, de nombre Wang Shu, que con sus imponentes proyectos de edificación y novedosos diseños está revolucionando no solo el ámbito de lo ‘’ecológico’ sino también el mundo de la arquitectura actual y futura.

De los chinos se conoce que son famosos por sus grandes inventos tecnológicos y científicos, pero Wang Shu es muy especial. Su amor por el medio ambiente y su interés por la economía de materiales, lo ha llevado a realizar una obra artesanal que le ha merecido reconocimiento.

NOBEL DE ARQUITECTURA

Por su obra respetuosa con el medio ambiente y por sus diseños de edificios ‘atemporales’ —levantados en un país que vive un rápido crecimiento y muchos cambios— Shu fue reconocido el martes 27 de febrero con el premio Pritzker, considerado el Nobel de la Arquitectura, convirtiéndose así en el segundo chino en adquirir este galardón.

‘La obra de Wang Shu, vista en profundidad por los jurados durante una visita a China, no deja dudas de que estamos ante el trabajo de un maestro’, dijo Peter Palumbo, presidente del jurado y promotor inmobiliario británico, en una nota que publica la agencia internacional AFP.

Oriundo de Urumqi, en la remota región Uigur de Xinjiang, Shu solo ha trabajado dentro de China y fue allí donde a modo de reciclaje logró la hazaña de cubrir el techo de varios edificios del campus de Hangzhou, con dos millones de tejas procedentes de demoliciones de viviendas rurales. Asimismo, inspirado en las prácticas locales de construcción y en los desechos arqueológicos, con su técnica llamada ‘aparejo wapan’ —que consiste en un modo tradicional de construcción urgente de muros tras el paso de un tifón— este chino de 48 años, nacido el 4 de noviembre de 1963, dio origen al fantástico Museo de Historia de la ciudad portuaria de Ningbo. El Campus Xiangshan de Bellas Artes de Hangzhou, así como el pabellón de Tengtou-Ningbo en la Exposición Universal de Shangai son otras de las imponentes y más importantes creaciones que ha realizado este arquitecto.

Cabe destacar que los proyectos de Wang Shu tienen su razón de ser. El oriental se proclama un defensor de los materiales artesanales y tradicionales porque fue testigo de cómo la arquitectura tradicional de la ciudad donde creció fue devastada rápidamente por el avance y el desarrollo económico del país.

EL PREMIO

El premio, que será entregado formalmente a Wang Shu en Pekín el próximo 25 de mayo del año en curso, está dotado con 100,000 dólares. En un comunicado divulgado por la Fundación Hyatt en Los Ángeles, que administra el premio, Shun se refirió diciendo que para él recibir este reconocimiento ‘es realmente una gran sorpresa’, al tiempo que asegura ‘me siento tremendamente honrado. Me hizo darme cuenta repentinamente de que he hecho muchas cosas en la última década y es prueba de que la persistencia y el trabajo duro y honesto generan resultados positivos’.

Junto a su esposa, la también arquitecta Lu Wenyu, Shu dirige desde 1997 el Estudio de Arquitectura Amateur, localizado en el interior del país asiático.

OTROS GALARDONADOS

En el año de 1983, el primer chino en ganar este Nobel —catalogado como el galardón más alto de la arquitectura— fue el estadounidense de origen chino I.M. Pei. Responsable de obras como la Pirámide del Louvre y la Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy.

Norman Foster, Renzo Piano, Richard Rogers y Eduardo Souto de Mour son algunos de los arquitectos que también han recibido este reconocimiento en épocas pasadas.