03 de Oct de 2022

Cultura

Los actores hablaron de todo...

PANAMÁ. No se puede negar que en la conferencia de prensa de la obra ‘Monologando’, que se estará presentando en Panamá el sábado 24 y d...

PANAMÁ. No se puede negar que en la conferencia de prensa de la obra ‘Monologando’, que se estará presentando en Panamá el sábado 24 y domingo 25 de marzo, lo que se vivió fue un momento de diversión y relajación.

Los actores Gabriel Porras, Sonya Smith y Roberto Mateos, convirtieron la conferencia en una charla muy amena e interactiva, pues además de responder a las preguntas del público, ellos también exponían sus interrogantes y los periodistas debíamos responder.

TRABAJANDO DURO

Roberto Mateos, comentó que se quedará en Panamá hasta el domingo en la mañana, ya que le toca viajar a Perú para hacer un programa de Discovery Channel. La venezolana Sonya, quien acaba de pasar por una cirugía, dijo que hace poco que terminó las grabaciones de la telenovela ‘Corazón Valiente’ que dentro de poco se va a estrenar aquí en nuestro país. Roberto confesó que él y su esposa (Sonya), siempre han querido tener un restaurante, como negocio familiar.

Los actores aprovecharon la oportunidad para contar que la profesión de actor, además de ser complicada, no es tan bien remunerada, que antes sí se pagaba mucho, pero que lamentablemente ellos no llegaron a esa repartición.

Además de eso Sonya comentó que ahora buscan a las actrices, no por su talento y conocimiento, sino por su físico.

INTERACCIÓN

Después de que cada uno de ellos (los actores) hablaran sobre sus nuevos proyectos, Gabriel Porras dijo ‘ahora pregunto yo’ e inició ‘¿Cómo manejan el tema de la libertad de expresión aquí, pueden ustedes decir lo que quieren?’ y ‘¿Qué vende más aquí, que yo voy hacer una obra importante o que le fui infiel a mi esposa (pregunta sarcástica)?’.

Inmediatamente dos periodistas del público respondieron, a la primera, que aquí se publica lo que el jefe o dueño del medio quiere que se publique. Y a su segunda pregunta, le respondieron diciéndole que a los panameños les gusta el bochinche.