Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Cultura

Amor, tragedia y Rock ‘N’ Roll

PANAMÁ. C uando Juan Alvaro Arciria cerró su cuenta en ‘Facebook’ algunos de sus amigos lo tomaron como una señal de alarma. Entre ellos...

PANAMÁ. C uando Juan Alvaro Arciria cerró su cuenta en ‘Facebook’ algunos de sus amigos lo tomaron como una señal de alarma. Entre ellos Marisela, quien había conocido al ex vocalista y guitarrista de la banda Filtro Medusa durante los siete años que residió en Panamá, antes de radicarse en Austria junto a Charlotte, una pelirroja de ojos verdes y aficionada a la música rock. Con el pasar de los años la amistad entre ella y Arciria había quedado reducida a un cordial e infrecuente intercambio de comentarios en las redes sociales.

Marisela creía que la pareja era feliz. Por lo menos así parecían serlo en las fotos que colgaban en sus respectivas páginas de ‘Facebook’. Por eso se sorprendió cuando se enteró de que habían terminado su relación. Días después cuando se percató de que el músico colombiano había cerrado su cuenta en ‘Facebook’ temió que Arciria se sintiera embargado por sentimientos de ‘soledad y tristeza’.

Sin embargo, el estado de su amigo probaría ser mucho más inquietante de lo cualquiera de sus conocidos se pudiera imaginar, tal como quedó confirmado el sábado siete de julio. Aquel día nuboso, los vecinos del edificio Darwingasse llamaron a la policía al escuchar gritos que procedían del apartamento 26A. Cuando las fuerzas del orden arribaron al sitio escucharon la voz de una niña que venía desde el interior.

Al derribar la puerta (que estaba cerrada con llave) encontraron el cuerpo exánime de una atractiva mujer de 28 años en el piso. Era Charlotte. Fue trasladada a un hospital, donde falleció a las dos de la mañana a consecuencia de múltiples heridas realizadas con una nava de bolsillo, de acuerdo con el diario alemán Die Presse, que registró el hecho.

La policía también encontraría a una niña de cuatro años, la hija de Charlotte y Arciria, tal vez la razón principal que motivó al guitarrista a mudarse a la capital vienesa, dónde residía desde hace dos años. La niña fue llevada con sus vecinos, mientras continuaba la inspección de la escena del crimen. Actualmente se encuentra con sus abuelos.

La policía no halló a Arciria en el apartamento. El colombiano había saltado por una ventana e impactado contra el gélido pavimento, fracturándose las piernas y la pelvis. También fue encontrada la navaja que usó para asesinar a Charlotte.

A consecuencia de la caída desde el tercer piso, Arciria se encuentra actualmente en un ‘coma inducido’, como relata Mariela, quien se ha mantenido en comunicación con sus familiares y con el hospital en el que está internado. ‘Tiene un traumatismo cerebral muy fuerte... Hay que hacerle una cirugía en la cabeza’, indicó.

ROQUERO CARISMÁTICO

Durante los años que vivió en Panamá, Arciria llegó a ser conocido por los seguidores del rock nacional, como uno de los cofundadores de la banda alternativa Filtro Medusa. Por dos años consecutivos -2005 y 2006- el colectivo recibió el Premio ‘A mejor banda alternativa’ otorgado por el sitio web PanamaRock. Fue una de los primeros grupos istmeños en ser invitados a tocar en el Festival Rock Al Parque, celebrado en Bogotá.

Arciria abandonó la agrupación hace cuatro años con la intención de mudarse a Austria. ‘Si algo lo hizo viajar fue la ilusión de estar con Charlotte, de tener un hijo propio. Si se llega a recuperar de esta situación, el hecho de que nunca volverá a estar con su hija será un castigo muy fuerte para él’, sentenció Mariela.

A pesar del crimen que perpetró, Mariela recuerda al intérprete como una persona ‘de buen ánimo’, al que le gustaba jugar el fútbol y que vivía para la música. ‘El llegó a Panamá y se hizo amigo de todo el mundo. Fue un personaje muy bacano’, rememoró.

‘Le gustaba la música y estar en el ‘spotlight’. Era una persona competitiva en el aspecto musical’, destacó el periodista cultural Anastacio Puertas, que conoció al vocalista cuando era locutor de la emisora Radio 10.

Acerca de qué fue lo motivó al músico, de quien asegura que no tomaba drogas y que era mesurado en su consumo de licor, Mariela solo puede especular. ‘Me imagino que fue la impresión, el dolor al caer en cuenta de lo que hizo... Nunca vamos a saber lo que realmente pasó si no lo cuenta él’, enfatizó.

Por su parte, Puertas decidió no opinar sobre lo sucedido, comentando que ‘se debe esperar el resultado de las investigaciones’. ‘Hay que recordar que en esta tragedia hay una menor involucrada, que al final es la más perjudicada’, expresó.

Añade que el hecho de que ambos fueran fanáticos de la música rock no guarda relación alguna con la tragedia. ‘Recuerda que los salseros, merengueros y boxeadores también se ven involucrados en actos de violencia. Creo que tiene que ver con la personalidad y no con la música que escuchan’, apuntó.