Temas Especiales

29 de Sep de 2020

Cultura

La manzana de la discordia

Desde hace algunos años la tecnología informática ha revolucionado la vida de todos. Las empresas que se dedican a crear productos de es...

Desde hace algunos años la tecnología informática ha revolucionado la vida de todos. Las empresas que se dedican a crear productos de esta índole compiten sagazmente por ser los primeros en el mercado.

Apple, la compañía del logo de la manzana mordida, ha cambiado la forma en que los usuarios aceptan la tecnología, y también ha pagado el precio por su ingenio. Las demandas por cientos de miles de dólares en estos últimos años podría decirse que desgastarían a cualquier empresa, pero no a la compañía cuyos inicios se remontan a la década de los setentas.

La firma tampoco se ha debilitado a causa de la muerte de uno de sus fundadores. Y es que muchos pensaban que luego de que Steve Jobs no estuviera al frente de los grandes inventos, la compañía se derrumbaría como un castillo de naipes.

El imperio de la manzana sigue en pie, a pesar que sus abogados no terminan de salir de los tribunales. Las demandas y los constantes llamamientos a juicios a causa de ‘violación de patentes’, ‘propiedad de nombre’, ‘patentes por smartphones’ y hasta ‘publicidad engañosa’ han empañado el lanzamiento de varios dispositivos de una marca que es conocida en todo el mundo.

Entre las demandas más relevantes están las de Samsung, Motorola, Proview Technology (Shenzhen) en China y una que perdió hace poco su nuevo producto iPad 5.

Las constantes batallas entre Samsung y Apple parecen no tener fin. Desde las disputas por las tabletas hasta los teléfonos inteligentes, estas dos compañías mantienen en la actualidad contiendas legales en unos diez países, acusándose mutuamente de infracción de patentes en su lucha por hacerse con la supremacía del mercado de dispositivos móviles.

Otra compañía que enfrentó a Apple en los tribunales fue Motorola. Las supuestas infracciones en el uso de tecnologías patentadas, hizo que Apple demandara a Motorola y solicitara que se le prohibiese comercializar cualquier producto en dicho país, mientras que Motorola buscaba lo mismo y además aspiraba que se prohibiese la venta de los productos de Apple. Ambas demandas fueron desestimadas.

Sin embargo, la empresa no ha salido siempre bien librada en estos litigios. En China se vieron obligados a pagar 60 millones de dólares a Proview Technology para poner fin a una disputa sobre la marca iPad en tierras asiáticas, en la que la compañía estadounidense se vio involucrada.

También tendrá que pagar una indemnización a Samsung por violar una patente de tecnologías que se usan en los iPhone y iPad, según decidió un tribunal de La Haya en Holanda.

Asimismo, deberá desembolsar una suma de 2.29 millones en concepto de multa por una publicidad engañosa que aseguraba que el nuevo iPad podía conectarse a las redes 4G en Australia.

Apple sigue adelante con sus triunfos y reveses en los tribunales. Ser pioneros en tecnología tiene su precio.