Temas Especiales

03 de Dec de 2020

Cultura

Recuerdos en negativo

Todo comienza con un clic, por medio del cual el momento es capturado por una cámara fotográfica, en un mecanismo que es similar al del ...

Todo comienza con un clic, por medio del cual el momento es capturado por una cámara fotográfica, en un mecanismo que es similar al del ojo humano.

Hoy en día, la fotografía es en digital, en su mayoría. La tecnología ha avanzado tanto que el proceso por medio del cual una imagen es plasmada en un papel mediante el uso de químicos ha pasado a convertirse en una curiosidad histórica, en un método más costoso que los actuales.

Desde cámaras análogas a cámaras de rollos, el proceso de revelado arranca desde que el rollo es extraído y pasa por el revelador o la persona que se encarga de que aparezca el negativo. El mismo será limpiado con un ‘bleach’ o blanqueador, el fijador que fija el negativo dejando una parte mate y otra brillante para que el negativo esté protegido por el polvo.

Al final del proceso - sl proceso del revelado a color se le llama (C41) y se realiza a una temperatura de 38 grados celsius para que no salga ‘sobreexpuesto’- el agua que se añade termina de limpiar todos los químicos. Posteriormente, el negativo se traslada a la ampliadora, utilizando un papel fotográfico y plasmando la imagen. Se regulan los colores Magenta, cian, amarillo y negro. El papel que se utiliza es sensible a la luz, por lo que todo el proceso de revelado es realizado a oscuras, a excepción de una luz roja que tiene la misma sensibilidad del papel.

Es posible ampliar la imagen del negativo a través de la iluminación de poca potencia que se proyecta sobre el papel fotográfico. Este proceso se realiza con un tiempo determinado, y así el papel pasa por los últimos dos químicos llamado fijador y estabilizador. El primero permite que la imagen aparezca en el papel, mientras que el estabilizador tiene que ver con la permanencia del registro fotográfico.

Por último el papel se limpia con agua a la espera del secado. A través de este procedimiento, denominado (RA-4), la imagen pasa del negativo a un papel fotográfico.