Temas Especiales

14 de Apr de 2021

Cultura

Un embrujo gastronómico

Anochecía cuando os invitados comenzaron a llegar, la velada prometía. Un nuevo restaurante, pero de trayectoria conocida. Brujas de Cac...

Anochecía cuando os invitados comenzaron a llegar, la velada prometía. Un nuevo restaurante, pero de trayectoria conocida. Brujas de Cachiche realizó un coctel de inauguración el pasado jueves 29 de agosto en el cual los invitados pudieron tener una muestra de los delicados sabores y texturas de los platillos peruanos que formarán parte de su carta.

Dudo que alguno quedara sin ganas de volver a disfrutar de un almuerzo o una cena completa, además de probar los suculentos pisco sours ya sea originales o de maracuyá. Estuvo presente César Alcorta y Suero, director ejecutivo de Brujas de Cachiche quien recordó la antigüedad y la tradición envueltas en la gastronomía peruana.

También tuvo la palabra José Marín, propietario en Panamá. ‘Somos famosos por embrujar gratamente con los aromas de las comidas y postres, los ambientes, el servicio y la calidad que internacionalmente ofrece nuestra marca’, dijo.

Al día siguiente, primer día de operaciones, fuimos atendidos por Maruja Oliva de Marín, una de las propietarias de la franquicia en Panamá y quien funge como jefe de marketing.

Detalles de la decoración peruana como el típico pan de oro y figuras en miniatura se combinan con un mobiliario moderno y cómodo. Dos áreas con cómodos sillones anteceden el salón principal, con un amplio bar y al fondo un espacio que puede funcionar perfectamente como reservado.

Unas escaleras ubicadas al costado del recibidor indican la existencia de un segundo piso donde se acomodan más mesas.

En total el restaurante, ubicado en Calle Abel Bravo, y calle 56 en Obarrio, está en capacidad de atender 180 comensales.

El encargado de la cocina es el chef Raúl Richard Antay Flores quien viene con la experiencia de haber trabajado en Brujas de Cachiche en Lima y en La Molina. Llegó a Panamá hace escaso un mes y desde entonces empezó su trabajo de investigación en cuanto a los ingredientes que tendría a disposición. ‘Vine el 25 de julio y de allí me he dedicado a pasearme todos los mercados’, dice el chef.

Antay Flores dice que no se imaginó que estaría en otro país, sin embargo ha sido gratamente sorprendido por el crecimiento que tiene la gastronomía y con él, la cantidad de productos con que cuenta el mercado. ‘Hay muchas similaridades, pero a veces lo que cambia es el nombre y por eso algunos productos han sido difíciles de encontrar. Estuvimos buscando pallar y no encontraba por ningún lado, hasta que veo que acá son un poco más pequeños y se conocen como habas’, comenta.

Por ello y mientras la cocina termina de ajustar su producción, pues el restaurante en Panamá debe mantener la misma línea de sabor y calidad que los demás, se está ofreciendo un menú limitado que con casa semana irá creciendo hasta cubrir el 100%.

Pero no se equivoquen, que aunque la carta no esté aun completa es muy variada.

‘Hay de todo, comidas típicas, clásicas de Perú, creaciones nuevas, fusiones pero basadas en ingredientes peruanos y también agregaremos algunos platos típicos de Panamá’, detalla el chef.

Como entradas están la ensalada de pulpito a la parrilla, la causa peruana rellena de pollo, un tamalito verde, papas rellenas papa a la huancaína y pulpo al olivo.

Entre las sopas y cremas podrá degustar un chupe de camarones del atlántico, una sopa criolla y la crema de espárragos.

E renglón de los ceviches y tiraditos cuenta con el ceviche de la pesca del día, el ceviche de corvina, mero o róbalo, ceviche cucharero El Lázaro, un tiradito de corvina, mero o róbalo y un tiradito a la crema de ají amarillo y a la crema de pimiento rojo, ya sea de corvina, mero o róbalo.

Entre los platos de fondo destacan el arroz con mariscos, el mero al carbón en mantequilla de limón, el lomo saltado clásico de la casa, el arroz con pato a la peruana el cordero el estilo peruano y el atún en costra de ajonjolí con puré de habas (pallar) y salsa de mora.

Adicional, están las especialidades ‘Los brujos’, ‘son creaciones de la casa que tiene su nombre propio relacionado con el restaurante. Se trata de saltados que han sido fusionados con un tacu tacu. Así el lomo saltado con un tacu tacu de frijol negro montado con un huevo frito es llamado El gran Brujo.

También encontrará saltado de colas de camarón, de cortes de mero, colas de camarón y conchuelas de abanico y el de trozo de pechuga con tacu tacu elaborado de diversos productos.

Para finalizar, postres como el clásico suspiro de limeña, el alfajor del obispo y el arroz con leche.