Temas Especiales

05 de Mar de 2021

Cultura

Una atleta que rompe moldes

Su trabajo la llevó a vivir en distintos continentes, enriqueciendo su apetito de conocimiento y formando su personalidad. Aun después d...

Su trabajo la llevó a vivir en distintos continentes, enriqueciendo su apetito de conocimiento y formando su personalidad. Aun después de superar la barrera de los 70, Edilia sigue disfrutando de correr como una de sus grandes pasiones. Directa y de carácter indomable, esta veterana atleta nos compartió su receta para una vida plena.

¿EDILIA, CÓMO COMENZASTE A CORRER Y QUE TE MOTIVÓ A ELLO?

Mi comienzo en el atletismo se debió a una situación bien fortuita. Las agencias de la ONU con sede en Europa organizaban competencias anuales en las diversas sedes. Tocaba a la OIT y su sede cerca de Turín. Faltaba una atleta en el equipo de la UNESCO. Entré pues como solución de emergencia. Eran 12kms. en primavera con un calor increíble. Salvé la descalificación. Juré entrenarme debidamente, para no ser objeto de ‘lástima’. Tendría unos 48 años. Desde entonces llevo corridos más de 20 maratones por medio mundo incluyendo 9 veces París, 2 veces New York y 5 veces el de Panamá.

¿PARA UNA PERSONA INTELECTUAL Y ESCRITORA COMO TÚ, QUE SUPONE EL ATLETISMO EN TU VIDA, CÓMO SE RELACIONA CON LOS DEMÁS ASPECTOS?

Poner el cuerpo para pensar. Las palabras están ‘escritas’ en el cuerpo, hay que abrir este libro para apropiárselas, leyendo al interior (San Agustín, interior, más íntimo que yo...)

¿CREES QUE HAY UNA EDAD PARA AFICIONARSE AL ‘RUNNING’ O CUALQUIER MOMENTO ES BUENO?

Lo de la edad es un gran negocio y los tontos que entran en él. ‘¡Sarah concibió y ya estaba en la menopausia!’

¿QUÉ RECOMENDARÍAS A LAS PERSONAS COMO LOS EFECTOS MÁS BENEFICIOSOS DE LA PRÁCTICA DEL DEPORTE?

Nunca estoy sola, porque no vivo con nadie, vivo con mi cuerpo y él me llevará a la vida eterna. Yo creo en ella.

UNA ANÉCDOTA QUE TE HAYA SUCEDIDO EN EL MUNDO DEL DEPORTE QUE RECUERDES CON ESPECIAL CARIÑO Y QUIERAS COMPARTIR.

Con cariño, pienso en la importancia del nombre. Cuando tú has dado todo en una carrera y sientes que no te queda más jugo, que alguien pronuncie tu nombre o lo grite desde algún sitio es como volver a vivir.

¿QUÉ PIENSAS SE NECESITA EN PANAMÁ PARA QUE EL ‘RUNNING’ TODAVÍA SEA MÁS DIFUNDIDO, Y QUÉ LE PEDIRÍAS A LAS AUTORIDADES Y FEDERATIVOS, EN ESPECIAL RESPECTO DE LOS ATLETAS ‘MASTERS’?

Panamá no ha entendido nada al deporte, a ninguno y menos al atletismo. Es un milagro que gente ‘revoltosa’ y testaruda siga practicándolo, con las uñas, con las tripas, casi. Porque no se ha comprendido que el deporte es ‘una estrategia de victoria’. Tú compites no para matar al otro o aniquilarlo. De trata de ganar, jugando limpio y primeramente, frente a ti mismo. El deporte escolar - desde donde saldrían las semillas de las diversas disciplinas - no existe. Porque al igual que con la filosofía, en ese terreno no se te prepara para ser un servil, tú sirves y das de lo tuyo, libremente. Repartes esa limosna que no se mide con falsas ‘excelencias’ ni a golpe de publicidad. Es pues, todo lo contrario al negocio, instalado como política de Estado, desde hace buen rato.

¿CUÁLES SON TUS PLANES A FUTURO?

Seguir compitiendo hasta que mi ‘amigo’ siga el olor del deseo. El siguiente paso es escribir una ‘historia del atletismo en Panamá’, paralelamente al rastreo de las ‘fraternidades’ africanas y árabo andaluces, como estructuras de las desislamización de España en América Latina.