Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Cultura

Acróbatas de semáforo

No es como trabajar en una oficina refrigerada. Pero quienes lo hacen se divierten más que los que pasan el día encerrados entre paredes...

No es como trabajar en una oficina refrigerada. Pero quienes lo hacen se divierten más que los que pasan el día encerrados entre paredes. Ellos están expuestos a las inclemencias del tiempo. En las calles exhiben sus rutinas de breakdance y malabarismo. El tiempo apremia. Deben terminar antes de que la luz cambie a verde.

En un semáforo frente al Dorado cuatros jóvenes de la provincia venezolana de Miranda desafían la gravedad. Ellos ofrecen un rato de distracción a las pobres almas que no pueden escapar del descomunal tranque. No es una mala forma de embolsarse un par de cuaras.

Son los integrantes del colectivo ‘Juntos Somos Dinámicos’ (JSD Crew), que fue conformado hace seis años en Venezuela. El baile los ha llevado lejos: Colombia, Italia, etc.

Dicen que su secreto es la práctica constante y el trabajo en equipo. Solo así han podido dominar el arte de la danza, de realizar acrobacias en las calles de las diferentes ciudades que visitan. Ellos siguen el camino trazado por los artistas mexicanos y argentinos, que hace un lustro fueron los primeros en posicionarse debajo de los semáforos panameños.

El ‘show’ debe continuar. No importa que sea día feriado y las calles estén desiertas. Aún así se puede salir a probar suerte...

Les toma 10 minutos recolectar 10 balboas. Nada mal para un día lento. ‘El país está bueno. Hay plata. Lo que pasa es que la gente no quiere sacar vejigas (mostrando las ampollas en las manos, por el calor de la calle). El que no tiene estudio quiere la plata fácil. Luego queda metido en pandillas, drogas. Para ganarse lo suyo honradamente hay que sudar, ¡Chamo!’, afirma uno de ellos.