Temas Especiales

21 de Apr de 2021

Cultura

El Bulli, entre museo y laboratorio

El famoso chef español Ferran Adrià presentó en Barcelona las líneas maestras de su nuevo proyecto, la Fundación elBulli, que se ubicará...

El famoso chef español Ferran Adrià presentó en Barcelona las líneas maestras de su nuevo proyecto, la Fundación elBulli, que se ubicará en su antiguo restaurante y será una mezcla entre un museo y un laboratorio gastronómico.

‘Esta es la primera presentación del proyecto casi acabado que hacemos. Esta fundación se ha gestado durante tres años, con varios cambios, y la verdad es que está ya al 95% terminado’, explicó Adrià durante una conferencia organizada por el diario El Periódico.

Tras cerrar en julio de 2011 el restaurante elBulli, elegido en cinco ocasiones como el mejor del mundo, Adrià se centró en la creación de esta fundación a medio camino entre un museo, un laboratorio creativo y un centro divulgativo, cuya presentación pública tendrá lugar en mayo en Barcelona.

La Fundación elBulli, cuya apertura debería producirse en 2015, estará compuesta por tres ramas: elBulli 1846, una exposición sobre la historia de la gastronomía; elBulli DNA, una laboratorio de innovación culinaria, y la Bullipedia, una enciclopedia gastronómica y base de datos sobre recetas e ingredientes.

En un principio, Adrià pensaba en este proyecto como un simple laboratorio de ideas, reconoció, pero el éxito de una exposición dedicada a elBulli organizada en Barcelona y Londres le hizo cambiar de opinión.

‘Por un lado habrá un espacio expositivo y por el otro, uno creativo’, dijo el chef.

El laboratorio, elBulli DNA, estará compuesto por ‘40 personas de todo el mundo, desde cocineros, diseñadores y arquitectos, donde trabajaremos la eficiencia y la innovación y cuyo resultado final será relacionado con la cocina y se divulgará por internet’, precisó.

El emplazamiento de este proyecto será en el antiguo restaurante, ubicado en la pequeña Cala Montjoi, en el parque natural del Cabo de Creus, en el norte del litoral catalán, a pocos kilómetros de la frontera con Francia.

Para albergar la parte expositiva del proyecto, Adrià deberá realizar una ampliación, por lo que necesita una modificación de la ley de protección de parques naturales.

Las autoridades regionales se han mostrado dispuestas a colaborar en este sentido, lo que ha despertado críticas entre algunos sectores ecologistas.

‘No habrá impacto ambiental. Se trata de un proyecto social. Pero queremos consenso y buen rollo’, dijo Adrià al respecto.