Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Cultura

Ópera de Nueva York cancela emisión en directo por miedo a auge antisemita

El libreto está basado en el secuestro del transatlántico italiano Achille Lauro por parte del Frente de Liberación de Palestina, en 1985

La Ópera Metropolitana de Nueva York (Met) dijo este martes que descartó una emisión en directo de una ópera estadounidense inspirada en un secuestro practicado por palestinos, ante el temor de que podría exaltar el antisemitismo.

El compositor estadounidense John Adams escribió la ópera "The Death of Klinghoffer" ("La muerte de Klinghoffer") en 1991 y la nueva producción de la Met, que fue interpretada por primera vez en Londres en 2012, tuvo un amplio aplauso de la crítica.

El libreto está basado en el secuestro del transatlántico italiano Achille Lauro por parte del Frente de Liberación de Palestina, en octubre de 1985.Con más de 400 pasajeros, el asedio terminó tres días más tarde, cuando murió por un disparo un turista judío estadounidense, Leon Klinghoffer, que se encontraba en silla de ruedas y cuyo cuerpo fue arrojado al mar.

La Met dijo que no retransmitiría la actuación del 15 de noviembre en cines de todo el mundo por "un torrente de preocupación", ya que la emisión "podría utilizarse para avivar el antisemitismo mundial".

"Estoy convencido de que la ópera no es antisemita", dijo el director general de la Met, Peter Gelb, en un comunicado. "Pero también me he convencido de que hay una preocupación genuina en la comunidad internacional judía de que la transmisión en directo de 'La muerte de Klinghoffer' sería inapropiada en esta época de antisemitismo creciente, particularmente en Europa".

El 24 de mayo, tres personas fueron tiroteadas en el Museo Judío de Bruselas, lo que puso nerviosas a las comunidades judías de Europa. Un radical islamista francés fue arrestado por estos asesinatos.

La Liga Antidifamación de Estados Unidos (ADL, en sus siglas en inglés), que lucha contra el antisemitismo, alabó la cancelación, denominando a la ópera "controvertida" y "parcial".

LA ADL explicó que la ópera no es antisemita pero que "podría usarse en países extranjeros como un medio para despertar los sentimientos antiisraelíes o como un vehículo para promover el antisemitismo".

Durante 80 años, la MET ha emitido interpretaciones en directo a millones de radioyentes y su programa de emisión en directo en alta definición (HD) permite que las óperas sean transmitidas en directo en cines de todo el mundo.

Según la ADL, la emisión de "La muerte de Klinghoffer" estaría disponible para más de 2.000 cines de 66 países.