Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

Buscan saldar deudas históricas

El objetivo es dar vida a los fuertes de Portobelo y San Lorenzo, dos prototipos de la arquitectura militar de la época colonial

Buscan saldar deudas históricas
Mientras se presentaba el proyecto al público.

A eso apunta el anteproyecto de ley que reconoce el Patronato de Portobelo y San Lorenzo, iniciativa que presentará el diputado colonense Miguel Salas, el cual busca crear una figura similar al del Patronato de Panamá Viejo, con la finalidad de contar con una partida presupuestaria dentro del gobierno, además de canalizar donaciones a nivel nacional e internacional. El objetivo es hacer las rehabilitaciones necesarias para que Portobelo y San Lorenzo salgan de la lista gris de sitios en peligro, y potenciar su valor turístico.

En 1980, las ruinas de las fortificaciones de Portobelo y San Lorenzo fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO dentro del conjunto denominado ‘Fortificaciones de la costa caribe de Panamá’. No obstante, debido a las inclemencias climáticas y al descuido de las autoridades, ambos monumentos se han deteriorado.

‘Hemos elaborado una legislación que reconozca a este patronato para que mediante ley dispongan de fondos, se rehabilite y se desarrolle su potencial turístico. Que salgamos de esa lista gris y ofrecerle al país y al mundo la riqueza cultural e histórica de estos dos fuertes’, destacó el diputado Salas.

Manifestó que una vez sea prohijado por la Comisión de Educación, Cultura y Deporte, durante el primer debate se harán consultas en la provincia de Colón, también destacó el potencial turístico de estos dos sitios históricos, ubicados en la Costa Arriba y Costa Abajo de la provincia, en momentos en que se construye el tercer puente sobre el Canal de Panamá y el desarrollo hotelero que registra esta región del país.

Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Cultura (INAC), Mariana Núñez de Haugland, expresó su apoyo a propuestas como ésta, que apuntan a proteger, cuidar y conservar los sitios históricos como Portobelo y San Lorenzo.

Manifestó que a mediano y largo plazo la rehabilitación de estos sitios es un activo que atraerá a turistas que aprecian la historia. ‘Por eso, toda iniciativa ceñida a que nuestros sitios tengan esa autenticidad y el valor de llevarnos a ese pasado colonial, nos da la posibilidad de poder ofrecer algo mágico, sin necesidad de adornos ni elementos no genuinos’, precisó.

La presidenta del Patronato de Portobelo y San Lorenzo, Yelitza Norse, dijo que la idea de esta norma es fortalecer a la organización, a fin de continuar el trabajo que se ha hecho hasta la fecha ‘y lograr, durante la próxima reunión de la UNESCO la recuperación de distinción de Patrimonio de la Humanidad’.

‘Recuperar esta distinción, diría al mundo que el país se comprometió a recuperar la historia de su pueblo, como lo son los fuertes de Portobelo y San Lorenzo. Hay que tener una visión de estado y de país, y gracias a esta iniciativa ese sueño puede se realidad’, precisó.

Norse dijo que esta norma ha tomado como referencia el modelo del Patronato de Panamá Viejo, creado en 1995 y, en ese sentido, cuentan con la asesoría de su presidenta, Julieta Arango. Destacó que es un orgullo para Colón contar con el apoyo tanto del sector privado como del gobierno para lograr que este patrimonio mundial sea reconocido internacionalmente y sea un sitio turístico para todos.