Temas Especiales

29 de Nov de 2020

Cultura

‘Y por este color de la piel’ se tomó la noche

La velada que fue un lleno total comenzó con las palabras de la abogada Deika Nieto, quien se encargó de dar un perfil de la escritora

‘Y por este color de la piel’ se tomó la noche
Vannie Arrocha Morán, autora de ‘Y por ese color de la piel’.

Las letras hechas poesía de la periodista y escritora Vannie Arrocha se apoderaron de la Casa del Soldado, en el Casco Antiguo con la presentación de su libro, Y por este Color de la piel .

La velada que fue un lleno total comenzó con las palabras de la abogada Deika Nieto, quien se encargó de dar un perfil de la escritora.

Le siguió Álvaro Sarmiento Meneses, quien expresó su alegría por la publicación de la obra y señaló que ésta demuestra la ‘gran capacidad literaria de Vannie para expresar su mirada de mujer’.

La obra de Arrocha, recoge en 29 poemas sobre las contradicciones, bellezas y miserias de la sociedad panameña. El racismo, el machismo, las luchas femeninas, la pobreza y las ilusiones de todos los que no cuentan con las características para ser parte de un sistema de ‘perfección’.

Así los presentes pudieron disfrutar del verso ‘Desperfecta’ a través de un video y la voz de la autora, ‘el día en que yo sea bonita: con mirada felina y cuello de princesa de piernas largas y cintura estrecha...el día en que yo sea bonita, tendrías que llamarme por otro nombre’.

También se leyó parte de la obra de Arrocha Morán y a la vez la felicitaron por la dedicación y el talento de poner en papel con elegancia las dolencias de los negros, indígenas, cholitos y todos los ‘indeseados’ sociales del país.

‘Soy un adolescente, no soy malo, soy el hijo de una niña de 13 años, soy el que comió arroz pincho, sentado en el suelo hasta lamer el plato, ¡no soy malo!. Soy el chiquillo hijueputa que no hace caso y es golpeado, duramente golpeado. Soy uno de los niños que en la calle corrió, se educó y fue abusado, donde aprendí a jugar vivo a ser rudo, a ser malito. He mentido, he robado, he matado, fui un adolescente criminal, pero estas llamas me han arrancado todo, todo lo malo. Ay mamá, me duele’, cuenta ‘Piel en llamas’, uno de los poemas, que recuerda a los adolescentes jóvenes quemados en el Centro de Cumplimiento de Tocumen.

La autora también explicó que este trabajo es una mutación de su obra premiada en el 2010, ‘Desperfecta’, tratando de abordar la problemática de la publicidad discriminadora en busca de la valoración del otro más allá de la tez y a su vez un testimonio de las miles de formas de amor en el mundo.

Uno de los presentes recordó el compromiso periodístico y social de Arrocha Morán cuando a las niñas afrodescendientes no las dejaban ir con trenzas a la escuela, ‘Vannie tomó su pluma e integridad y las puso al servicio de esas niñas’.

Su trabajo es una catarsis maravillosa, una protesta social inborrable con pluma de mujer, donde ‘Vannie hace su revolución y es feminista’, definió Deika Nieto.