Temas Especiales

20 de May de 2022

Cultura

‘El poemario azul’ de Remedios

Su padre reunió algunos de sus poemas y ella les dio vida pictórica. Una exhibición que retrata versos y complicidad entre padre e hija

María Camila Bernal, bajo el seudónimo ‘Remedios’, pintó una muestra de 17 piezas inspirada por unos poemas manuscritos que su padre le entregó. Esta colección está conformada por 11 obras principales —cada una acompaña a un poema—, 3 pequeñas y 3 dibujos en acuarela que, según la artista, fueron los estudios previos a las obras grandes. La muestra estará disponible en la galería de arte Allegro hasta el 14 del próximo mes.

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE ‘EL POEMARIO AZUL’?

Pueden esperar una muestra llena de detalles, una historia detrás de cada cuadro y un conjunto que, espero, permita salir de la realidad por unos minutos.

¿CÓMO NACE EL NOMBRE?

El poemario azul nace de la intención de producir un libro que recopile los poemas que (mi) papá empezó a escribir desde los años 50; es azul no sólo por ser nuestro color favorito, sino porque evoca la nostalgia con la que papá narra cada experiencia.

¿CUÁNTO TIEMPO TOMÓ LA PRODUCCIÓN?

Hace dos años aproximadamente, papá entregó en mis manos un cuadernillo escrito a mano con sus poemas y sus respectivas páginas de contexto, desde ese entonces me puse la tarea de trabajar sobre ellos con la intención de rendirle homenaje, presentarle como poeta y agradecerle por su excelente labor como padre y su incondicional compañía como amigo. Me tomó un año definir el resultado que quería obtener, y otro año ejecutar el plan. Empecé realizando unos ‘estudios’ desde el Valle de Antón, sobre papel acuarela, y de allí pasé al lienzo, pintando así los cuadros de la colección.

¿YA CONOCÍAS LOS POEMAS DE TU PADRE? ¿ES UN ARTE QUE SIEMPRE HA COMPARTIDO CONTIGO?

Siempre hemos tenido mucha confianza y en verdad he disfrutado el tiempo a su lado escuchando sus historias en ocasiones muy puntuales, en las que me contaba sobre sus aventuras y cerraba con broche de oro con un poema dedicado a ese momento. Tres de los poemas hacen alusión a mí, así que pude vivirlos. En el momento en el que me entregó el libro escrito a mano, conocí los otros poemas que acompañaron su camino.

¿HAY ALGUNA PIEZA QUE TENGA UN SIGNIFICADO ESPECIAL PARA TI? ¿POR QUÉ?

Realmente todo el conjunto es especial para mí, sin embargo destaco El vuelo del águila , que es la más grande de las obras; tiene un valor especial puesto que fue el poema con el que papá cerró las palabras escritas para nuestro matrimonio. Por ello el cuadro fue pintado en colaboración con mi esposo, Alexander Wtges, diseñador y artista también.

¿QUÉ PROCESO DESCONOCE LA GENTE QUE VA A VER LA MUESTRA?

En el tiempo que estuve pintando desde el Valle, pintaba en una bellísima cabaña de madera que parecía de cuento de hadas, en las tardes procurábamos salir a caminar o a pedalear. Una de esas tardes nos encontramos con dos pajaritos caídos del nido, así pues los adoptamos y cuidamos de ellos hasta que lograron volar y ser independientes. Loui y Perla eran sus nombres, estuvieron cerca a mí durante más de un mes, y ya estando libres me acompañaban a pintar, yo aún los alimentaba, en más de una ocasión se subieron en los cuadros, picotearon pinceles e interrumpí muchas veces mi trabajo para dedicarme a ellos. Por ello la serie de los tres cuadros pequeños tiene sus nombres. Llegaron, de algún modo, para quedarse.

¿CREES QUE UN LIBRO QUE FUSIONA DISCIPLINAS ES MÁS ATRACTIVO PARA EL PÚBLICO?

Tras la llegada de la era digital, se ha presumido que el libro habría de pasar a un segundo plano. Sin embargo el ingenio y la creatividad han fortalecido la producción de ejemplares haciendo que la gente les quiera obtener. Cada vez más, se producen ediciones especiales de proyectos que fusionan artes, moda, historia, fotografía, y dan un vuelco desde el formato hasta el contenido de los libros. Creo entonces que un ejemplar que brinde buen diseño y contenido y esté respaldado por una gran historia, es definitivamente más atractivo y puede constituirse como patrimonio de quien lo adquiera.

¿QUEDARON EJEMPLARES DE ‘EL POEMARIO AZUL’?

El libro fue impreso en una serie numerada de 50 ejemplares, 25 de ellos fueron destinados para la venta y se agotaron el día de la inauguración. Tras la aceptación del proyecto y la demanda de ejemplares, se ha de imprimir la segunda serie numerada, del 50 al 100, y llegará a Panamá en febrero de 2015.