Temas Especiales

20 de May de 2022

Cultura

Patrimonio perdido en la selva

En otro sitio arqueológico, llamado Quirigua, ocurre algo notable

Patrimonio perdido en la selva
Patrimonio perdido en la selva

Es un panorama que resulta familiar en Guatemala: ruinas mayas rodeadas en las que es posible encontrar las huellas de una antigua ocupación humana. En otro sitio arqueológico, llamado Quirigua, ocurre algo notable. La zona protegida como parque nacional, en donde se encuentran estas ruinas mayas, está rodeada de enormes plantaciones de banano. Tikal se encuentra en el departamento de Petén, el cual, junto con Darién en Panamá y las selvas tropicales conservadas en Costa Rica, son conocidos como los pulmones de Centro América.

La opción que sugiere el ministerio es la de elaborar un plan en el que la prioridad sea conservar estas selvas. Sin embargo en la práctica no parece que así esté ocurriendo. En el camino a Tikal uno se topa con extensas praderas que alguna vez fueron selvas y en donde hoy el ganado pasta, o con extensas plantaciones de frutos que luego serán exportados.

Con todo esto no dudamos que el gobierno de Guatemala ha invertido en Tikal y en otras ruinas de lo que queda de la antigua civilización maya. De hecho, Guatemala se promueve turísticamente como ‘Corazón del Mundo Maya’.

Sin embargo a los ojos de quienes visitan las ruinas pareciera que no ha sido suficiente. Es posible que aquí se cometan los mismos errores que se han registrado en Panamá, como los que han tenido lugar en el Casco Antiguo.

Después de todo, Tikal y las diversas ruinas mayas que se extienden desde México hasta Nicaragua, son patrimonio de la humanidad. Muy distinto a cómo pensaron (y todavía piensan) los miembros de la pasada administración, quienes creían que el Casco Antiguo era patrimonio suyo.