Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

Documentar, el propósito de la fotografía de calle

‘Senderos habituales' es el nombre de la muestra que el fotógrafo Carlos Agrazal presenta en el restaurante Manolo Caracol en San Felipe

Doce imágenes componen la muestra ‘Senderos habituales' del fotógrafo Carlos Agrazal. En ellas se pueden ver espacios conocidos. Casi todas fueron tomadas en San Felipe, lugar donde Agrazal trabaja. ‘Por eso se llama ‘senderos habituales”, dice. ‘Cuando voy al trabajo o cuando salgo, o cuando cojo mi break , siempre llevaba mi cámara y captaba lo que estaba pasando', agrega el fotógrafo.

En todas las imágenes, tomadas en espacios y momentos diferentes hay algo en común.

‘Lo que me gusta mostrar es la cotidianidad y la espontaneidad; la belleza en su forma espontánea. No hay nada posado, algunas cosas parece que fueran posadas pero no lo son. Son momentos que anticipé o esperé', asegura Agrazal. Incluso, cuenta el fotógrafo que su foto preferida de la exposición es una en la que después de haber establecido el lugar, por las formas, luces y sombras que se proyectaban, debió esperar media hora para que se desarrollara la acción.

Y es que Agrazal le da mucho valor a ese ‘instante decisivo' del que hiciese gala Henri Cartier-Bresson y que no se limita a trabajos documentales y de fotoperiodismo.

‘Esa es la premisa de la fotografía de calle. Una persona normal puede acudir a ella como una herramienta de expresión', dice.

Agrazal se ha especializado en la fotografía de calle, esa que documenta la humanidad, la sociedad y que con el paso del tiempo puede convertirse incluso en un registro histórico.

Algo en lo que hace hincapié Agrazal es que la fotografía, al igual que la música, disciplina en la cual también se ha destacado, tiene más de un propósito.

‘La música se utiliza para dar diversión, pero también para ofrecer mensajes', así he trabajado en la fotografía.

Para Agrazal, la fotografía actual es un reflejo de la sociedad en la que vivimos. ‘Se ve mucha mentira, mucha ilusión, un mundo supuestamente perfecto, completamente retocado, pero que no es real. Siento que se ha tergiversado un poco el propósito y para todo se usa el Photoshop...'

La fotografía documental ha perdido lugar en nuestro país, quienes se han dedicado a ella cuentan con muy pocos espacios para divulgar sus trabajos.

De acuerdo con el fotógrafo, sería una buena iniciativa contar con un museo que apoye estos trabajos, la fotografía es súper amplia, todo el mundo tiene su camino pero pienso que debemos mirar hacia atrás, cómo fotógrafos extranjeros fueron quienes documentaron lo que pasaba en la ciudad y a partir de esos documentos es que, por ejemplo, se han podido hacer restauraciones en algunos edificios y demás. Hay mucha gente que se interesa por la fotografía comercial, y está bien, pero la fotografía, para la historia puede ser un arma muy poderosa', sostiene.

Por ello, Agrazal prefiere el fotoperiodismo, la fotografía documental, y desde que se inició en la captura de imágenes buscó como guías a profesionales que se destacaran en estos géneros. Gente que los defienden ‘no solo desde su discurso, sino con su trabajo diario'.

Agrazal ve la fotografía como un documento para registrar la historia. ‘Ese es el verdadero propósito de la fotografía, documentar la vida, crear un documento para registrar la historia', asegura.

‘Soy creyente de la fotografía real, que tenga un impacto, que tenga poder, que mueva', dice Agrazal, convencido de que ‘a través del arte se pueden hacer cambios sociales. Eso lo vivo a través de la música, con los niños del barrio y sé que con la fotografía también se puede hacer, pero los fotógrafos tienen que estar comprometidos. Si no hay compromiso no va a pasar', concluye.

==========

CARLOS AGRAZAL

Detrás del lente

Músico y fotógrafo panameño, de formación autodidacta.

Su trabajo ha sido publicado en medios locales e internacionales. Colaboró en la edición del libro Photosmartphone Book_II, publicado en 2013 en españa y es findador del primer colectivo de fotografía móvil panameño, bautizado Mobile Photo PTY.

Ha participado en exposiciones colectivas en España, Reino Unido, México, Panamá y en el proyecto internacional de fotografía de calle, 24 Hour Project.

Actualmente es embajador del EyeEm Community para Panamá, fotógrafo freelance apra la agencia Demotix y la fundación Danilo Pérez y colaborador en el proyecto Everyday Latin America.

Igualmente es miembro del colectivo internacional X100C.