Temas Especiales

28 de Oct de 2020

Cultura

El ángel de Harlem

Este mes de abril el mundo celebró los 100 años de Billie Holiday. Con ‘Strange Fruit', que interpretó junto al panameño Sonny White.

Era una voz aterciopelada, provocadora o evocadora de sentimientos aplacibles, sublimes, que, dependiendo de la entonación, se debaten entre la alegría y la tristeza. Gracias a los avances tecnológicos de la época, todavía es posible disfrutar de una de las mejores voces que el jazz ha producido a lo largo de su accidentada y gloriosa historia.

Eleanora Fagan Gough, mejor conocida como Billie Holiday, nació en la ciudad de Filadelfia, Baltimore, el siete de abril de 1915. El pasado 7 de abril se celebró el centenario del nacimiento de la vocalista. Su infancia fue cruel, marcada por la pobreza. Su padre era un trashumante intérprete de banjo. De él aprendió que la música es refugio y consuelo de los horrores de la vida, en una sociedad deformada y alienada por el flagelo del racismo.

Escapó a tiempo del sórdido mundo de la prostitución, oficio al que tuvo que recurrir para sobrevivir, para dedicarse a cantar en los clubes de jazz, blues y gospel de la cosmopolita ciudad de Nueva York. Fue descubierta por John Hammond, cineasta y promotor artístico, quien la grabó para el cine antes de hacerlo en discos de acetato. Su primer tema grabado con Benny Goodman fue ‘Your Mother's Son-In-Law', en 1933.

BILLIE Y SONNIE

‘Lady Day' -como se le llamaba también a Billie- debutó en el célebre Apollo Theatre de Harlem, en 1953, arrancando con esa presentación un imparable ascenso en su carrera como vocalista.

Por esos años también grabó, en discos de vinilo de 78 revoluciones por minuto, las canciones: If You Were Mine (1935), These Foolish Things y I Cried for You (1936), junto al pianista Bobby Henderson; My Last Affair , This Is , He's Funny That Way , My Man (todas de 1937); You Go To My Head y I Can't Get Started (1938), incluyendo composiciones propias como Fine and Mellow y Everything Happens for the Best (1939).

Ya era ampliamente conocida cuando comienza a conformar su propia banda, incorporando al saxofonista Lester Young en 1937, y al trompetista Charlie Shavers a principios de 1939.

A finales de 1938 inicia funciones en el club nocturno neoyorquino Café Society, donde conoce al pianista panameño Sonny Withe (Ellerton Oswald White, 1917-1971), quien venía trabajando con los músicos Jesse Stone, Willie Bryant, Sidney Bechet, Teddy Hill y Frankie Newton.

A partir de ese encuentro, la vida de ambos se van a complementar por amor a la belleza de la música jazz; marcando historia en ese género al convertirse en el acompañante de la canción ‘Strange Fruit'. Este tema, junto a ‘Lady Sings the Blues', también de 1939, convertirán al dúo en leyenda.

La primera pieza ‘Strange Fruit' es una melodía con base a una poesía de Abel Meeropol (Lewis Allen), la cual hace referencia a la lucha contra la discriminación del negro en el sur de Estados Unidos (contra la violencia, los linchamientos). El tema se convertiría en el tema musical del movimiento por los derechos civiles del afroestadounidense, de los años cuarenta en adelante.

En julio de 1939 la melodía alcanzó la posición número 16 en las listas de popularidad. Y todo esto estaba sucediendo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, que arrancó el 1 de septiembre de 1939 ( para Estados Unidos comenzó el 7 de diciembre de 1941, cuando Japón, aliado de Alemania e Italia, ataca la base naval de Pearl Harbor en el océano Pacífico).

Pero Strange Fruit es considerada una de las mejores canciones populares del jazz en el siglo XX. Luego de ese éxito, se registraron problemas de pareja que terminaron en la separación del exitoso dúo. Sonny siguió laborando con los músicos Arie Shaw y Benny Carter, mientras Billie, hizo dúos con otros talentos.

Al año siguiente, su voz se hace más sugerente. Realiza un dúo junto al saxofonista Lester Young en 1940. La mancuerna marcará a todo una generación, sedienta de música impregnada de melancolía. Junto a Young entona ‘I Cover the Waterfront', melodía de gran emotividad, con una voz sofisticada, triste y dulce. Ese mismo año también entonará ‘Night and Day' (1940); con fuerte dominio del swing .

Cada canción era un testimonio personal, cargado de emociones. Sus tonos eran únicos, excepcionales, suscitando un clamor en el público que responde a su personalidad y reputación.

Influido por Fletcher Henderson y Duke Ellington, Sonny explorará los caminos del Rhythm & Blues, interpretando junto a Big Joe Turner nuevas formas musicales precursoras del rock ‘n' roll. Incluso será pianista de Lena Horne, una de las discípulas de Billie, del famoso músico Dexter Gordon, del guitarrista Lawrence Lucie, del baterista Big Sid Cattlet y de Roy Eldridge, trompetista.

==========

César del Vasto

HISTORIADOR

==========

LA REINA DEL ACETATO

Billie Holliday grabó bajo el sello Columbia entre 1957 y 1958. Anteriormente había grabado con Verve, Decca, Capitol, Commodore, Bluebirds Records, etc. En total grabó más de 40 discos.