Temas Especiales

02 de Apr de 2020

Cultura

Benetton, el empresario que llenó la moda de color

Benetton quería haber estudiado medicina, pero tuvo que abandonar la escuela y ponerse a trabajar con nueve años tras la muerte de su padre

El empresario italiano Luciano Benetton, fundador del grupo textil italiano que lleva su apellido, cumple ayer 80 años y lo hace retirado como presidente pero todavía vinculado a la empresa que llenó la moda de color como ‘consejero no ejecutivo'.

Nacido el 13 de mayo de 1935 en Ponzano, un pequeño pueblo de la provincia de Treviso, de antigua tradición textil, Benetton quería haber estudiado medicina, pero tuvo que abandonar la escuela y ponerse a trabajar con nueve años tras la muerte de su padre.

Para ayudar a su madre y a sus tres hermanos, el pequeño Luciano consiguió trabajo como dependiente en una tienda de tejidos y confección y propuso a su hermana trabajar juntos: ella tejería jerséis y él los vendería.

Son los orígenes humildes de quien se convirtió en una figura del capitalismo italiano, fundador de Fratelli Benetton (Hermanos Benetton, en español) en 1965, que diez años después de su nacimiento era ya casi una multinacional con nueve fábricas en el mundo y hoy tiene más de 5 mil tiendas.

Una expansión que no frenó y que dio dos grandes saltos en 1990, cuando extendió su imperio en la capital rusa, y 1993, cuando inauguró la primera de las ocho tiendas que tenía previstas en Cuba, que para él significa un apoyo a la apertura de la isla.

Fue durante estos años cuando llegó la colaboración con su polémico fotógrafo publicitario Oliviero Toscani, artífice de fotos que levantaron escándalo y fueron censuradas.