Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Cultura

Cannes, la caja de resonancia para hablar sobre las crisis

Inmigración ilegal, trata de blancas, desempleo y delincuencia juvenil son algunos de los temas

Cannes, la caja de resonancia para hablar sobre las crisis
Kalieaswari Srinivasa, el director francés Jacques Audiard, Claudine Vinasithamby y Jesuthasan Antonythasan.

Cannes es el trampolín para cintas que no evaden la compleja actualidad del mundo.

El último ejemplo es Deephan , drama del cineasta francés Jacques Audiard que aspira a la Palma de Oro, se proyectó en el Palacio de Festivales de la Croisette.

Deephan es un combatiente de los Tigres tamiles que huye de Sri Lanka tras una matanza del ejército y se refugia en Francia con una mujer y una niña que las hace pasar por su familia. Recala como portero de un edificio en una violenta 'cité', los guetos franceses de la inmigración donde tiene que convivir con otra guerra, la del tráfico de drogas y la exclusión.

La película de Audiard es uno de los numerosos dramas sociales presentados este año tanto en la competición oficial como en la Quincena de Realizadores o una Cierta mirada.

Contrariamente a lo habitual, un drama social, La tête en haut (Con la cabeza en alto) sobre el esfuerzo de una jueza (Catherine Deneuve) para rescatar a un menor del mundo de la delincuencia, de la realizadora francesa Emmanuelle Bercot, abrió este año la mayor cita cinematográfica del mundo.

El director artístico del festival, Thierry Frémaux, lo justificó por la realidad social francesa, que es un poco mundial. Al igual que ocurrió en su día con la guerra de Vietnam, que inspiró algunos de los mejores filmes de guerra de la historia, recordó. Otro filme francés sobre los estragos de la globalización y el capitalismo salvaje, La loi du marché (La ley del mercado) aspira a hacerse con algún premio el próximo domingo.

El chino Jia Zhang-Ke trajo por su parte a Cannes Mountains May Depart , un retrato del acelerado proceso de desarrollo y desigualdades de la sociedad china, que también compite en la selección oficial.

‘Ningún filme puede cambiar la realidad', reconoce el cineasta filipino Brillante Mendoza, presente en Cannes con la tragedia de los supervivientes del devastador tifón Haiyán en Taklub .

Pero puede llegar a sensibilizar. Eso es al menos lo que espera el colombiano José Luis Rugeles con su película Alias María , un retrato desde el interior de la guerrilla. Espera que la película ayude a sus compatriotas a entender cómo es la guerra.

LA REALIDAD ALIMENTA EL CINE

Al igual que en otras partes del mundo, el pujante cine latinoamericano, a menudo realizado con actores desconocidos y modestos presupuestos, es espejo de una realidad social desigual y violenta como pocas.

Desde el argentino Santiago Mitre, con su drama La Patota sobre el compromiso político con los más desfavorecidos, pasando por el mexicano David Pablos, con Las elegidas , sobre la trata de blancas para la prostitución, o La tierra y la sombra , ópera prima introspectiva del colombiano César Acevedo, que retrata el duro universo de una plantación de caña de azúcar.

==========

PELÍCULAS

Algunas cintas para no dejar de ver

Deephan , de Jacques Audiar, La tête en haut de Emmanuelle Bercot, La loi du marché, Mountains May Depart, de Jia Zhang-Ke, Alias María de José Luis Rugeles y Santiago Mitre, con La Patota.

David Pablos, con Las elegidas o La tierra y la sombra , de César Acevedo.