Temas Especiales

26 de Jan de 2021

Cultura

El precio de una Basílica

El parto ha sido difícil para la nueva catedral: planos que desaparecen, pliegos que bajan y suben de PanamaCompra y dimisiones en el INAC.

La iglesia, intereses económicos y el Estado. Son las tres fuerzas en que se sostiene el proceso de restauración de la Catedral Metropolitana, un proyecto que ha venido dando tumbos desde la administración Martinelli, cuando se le pagó un millón de dólares al arquitecto colombiano Pedro Rafael Tono para confeccionar los planos, que al final no solo no fueron utilizados —se determinó que el profesional extranjero firmó los planos sin contar con idoneidad—, sino que desaparecieron del despacho superior del INAC sin dejar rastro durante la transición de gobierno.

Pero a pesar de los contratiempos y reveses que se le han presentado al Ejecutivo, al Instituto Nacional de Cultura (INAC) y al Comité de Amigos de las Iglesias del Casco Viejo (CAICA) en su intento por rescatar uno de los edificios más emblemáticos del Casco Viejo, la semana pasada el INAC subió una nueva versión del pliego de cargos que había sido elaborado, según una nota publicada en mayo pasado en La Prensa , por los asesores españoles Antonio Sánchez-Barriga y Carlos Clemente, e Hildegard Vásquez, de CAICA y la Fundación Calicanto de Panamá.

El pliego original había sido finalizado en diciembre del 2014. En el mes de enero fue subido al portal de PanamaCompras. Unas veintidós empresas reaccionaron, anunciando su interés de competir por ganar la licitación que tendrá un costo de 11.1 millones de dólares.

Después de una vista de campo a la Catedral, a principios de febrero, se procedió a realizar el acto de homologación, en donde el Estado se reunió con representantes de las compañías interesadas para aclarar dudas acerca del contenido del pliego de cargos. Es aquí donde las cosas comienzan a trancarse para el CAICA y la iglesia, interesados en remozar la Catedral para que esté más acorde con su condición de Basílica Menor, como fue declarada el año pasado. ‘Ellos quieren dignificar a la Catedral, en el sentido de que la misma es indigna de su nueva categoría de Basílica, que exige algunas modificaciones físicas para cumplir con su función litúrgica', advierte el arqueólogo Carlos Fitzgerald, ex director de Patrimonio Histórico.

La Estrella de Panamá consultó a una fuente que participó en la reunión de homologación, que se prolongó durante tres horas. La discusión se centró sobre dos puntos que presentaba el pliego. El primero eran una serie de requisitos que no podían ser cumplidos por ninguna empresa local al carecer de los especialistas requeridos. Para complicar las cosas el documento ‘estaba escrito como si fuera licitación pública, pero con componentes de una licitación por mejor valor', en la que prevalece el aspecto económico sobre la parte técnica, independientemente de si se respeta o no la autenticidad histórica del inmueble.

REFRIGERACIÓN INCLUIDA

Pero lo más grave era que el pliego incurría, según Fitzgerald, en una serie de ‘falsos históricos', ya que se incorporaban una serie de elementos arquitectónicos que nunca formaron parte de la centenaria estructura.

Entre las modificaciones propuestas en el pliego original estaba la colocación de bóvedas para ocultar los ductos de un nuevo sistema de climatización de la iglesia, reemplazando así el actual techo de madera, que data del año 1874.

Fitzgerald asegura que la Catedral nunca tuvo bóvedas, pero que en el siglo XX se colocó un ‘cielo raso suspendido de láminas de latón repujado', cuya función era meramente decorativa. El pliego también contemplaba la creación de un espacio subterráneo que albergaría un museo religioso y sanitorios, el reemplazo del piso actual, que fue instalado en 1855, por uno de mármol; y la instalación de unas puertas nueva con herrajes de bronce, entre otros elementos. ‘Si pones un falso histórico estás violentando la autenticidad. Si es falso, si es distinto a lo histórico no es auténtico, por más digno que parezca lo nuevo e indigno que lo auténtico le parezca a ciertas personas', advierte el arqueólogo.

Frente a todos estos elementos que iban en detrimento del decreto ejecutivo 51 del 22 de abril del 2004, que establece el manual de normas y procedimientos para la restauración y rehabilitación del Casco Antiguo, Mariana Núñez Emiliani de Haugland, ex directora del INAC, decidió poner el pliego en el congelador, en un frío tan intenso como el que crearía el nuevo sistema de climatización propuesto por Vásquez y los asesores españoles. Pasaron los meses —abril, mayo, junio— y ningún pliego fue subido a PanamáCompras para reemplazar el anterior, que fue suspendido tras el fiasco en la homologación.

Presionada por CAICA, Emialiani de Haugland se refugió en los sempiternos problemas presupuestarios de la institución. Hasta que finalmente renunció el 26 de junio. Además de la cuestión catedralicia, fuentes cercanas al INAC mencionaron diferencias con el subdirector Juan Francisco Guerrero, miembro del partido panameñista y cercano al presidente.

Días después de la salida de Emiliani de Haugland, Guerrero se reúne con el arquitecto Barriga Fernández, uno de los asesores internacionales que había redacto el pliego original, quien había viajado desde España en vuelo de Iberia. Con Emiliani de Haugland fuera del camino, el nuevo pliego fue tomando forma después de un par de sesiones, y es subido a PanamaCompras.

EL PATRIMONIO PRIMERO

Aunque el empresario Ricardo Gago Salinero, presidente del CAICA, asegura ‘que no ha habido cambios en la parte técnica, sino en cuanto a la redacción', el nuevo pliego establece que en vez de colocar bóvedas para cubrir el sistema de climatización se planteara una solución para que los ductos de aire acondicionados no sean visibles. ‘El último pliego ya no pide que se construyan unas bóvedas de cerámica por debajo del techo, sino que se mantiene como está ahora —con la minuciosa restauración correspondiente al material— con la estructura de madera del techo visible desde la nave', explica Darién Montañez, arquitecto consultado por La Estrella de Panamá .

Montañez señala algunos elementos que han desaparecido en el nuevo documento, como ‘el carrillón del que se hablaba para dar conciertos desde las torres del campanario'. Asimismo, en el texto del pliego se habla de un ‘elevador dentro de la Torre Norte que lleva a las campanas', que actualmente son prácticamente inaccesibles para los visitantes.

Para garantizar que se respete la autenticidad de un edificio de primer orden dentro del Conjunto Monumental Histórico del Casco Antiguo, como lo es la Basílica Menor, Gago explica que después de que ‘la empresa proponente presenta toda la documentación todo tiene que ser aprobado por Patrimonio Histórico y otras instituciones', entre ellas la Comisión Nacional de Arqueología y Monumentos.

Por el momento, el INAC se encuentra preparando una nueva visita al sitio, que está programada para el 20 de julio a las 10 a.m. La reunión de homologación está pautada para la semana siguiente a las 10 a.m. en el Teatro Anita Villálaz. Las empresas interesadas tienen 60 días para presentar sus propuestas. Luego de siglos de deterioro, y de los escollos que han tenido que sortear la iglesia, el CAICA y el Estado, finalmente la carrera por ‘dignificar' la Catedral ha comenzado.

LA POLÉMICA FIGURA DEL CONSORCIO

¿Un pliego hecho a la medida?

Daniel M. Alarco

Según Ricardo Gago Salinero, presidente del CAICA, entre las novedades que presenta el pliego del proyecto de remozamiento de la Catedral está el término consorcio. Ésta es la figura en la que pueden ampararse las empresas extranjeras para poder ser idóneas. Esta cuestión de la idoneidad es muy delicada, ya que fue una de las aristas que violó el arquitecto colombiano Rafael Tono cuando durante la administración anterior elaboró unos planos para la restauración de la Catedral Metropolitano, sin haber solicitado los permisos correspondientes para ejercer su profesión en suelo istmeño.

No obstante, cuando se cotejan ambos pliegos de cargos en ambos se enceuntra la figura de consorcio. Los documentos especifican que: ‘Las empresas/proponentes que participen en actos de selección de contratista de obras o actividades de Ingeniería y Arquitectura deben estar registradas en la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura, para lo cual deben estar domiciliadas en Panamá e inscritas en el Registro Público, y que los profesionales responsables de las obras o de las actividades propias de la ingeniería y arquitectura deberán tener los correspondientes certificados de idoneidad expedida por la Junta Técnica...'

Fuentes consultadas por La Estrella de Panamá señalaron que los pliegos ha sido confeccionados a la medida para que una empresa extranjera participe junto a una panameña, a través de la figura de consorcio.

Ante estas declaraciones, Gago respondió que es totalmente falso. ‘Necesitamos empresas que sepan de restauración, aquí vamos a restaurar una Catedral, aquí no vamos a hacer un edificio en la Avenida Balboa, son dos cosas muy diferentes', expresó el empresario. ‘En Panamá hay cantidad de empresas que pueden hacerlo. Ahora, lógicamente, la empresa panameña, vamos a poner, o extranjera, tiene que tener el dinero para poder enfrentarlo', añadió.

El encargado del comité que intenta restaurar las iglesias del Casco Antiguo se refiere a uno de los puntos a evaluar entre los proponentes que deseen restaurar la Catedral Metropolitana: la empresa debe tener una cuenta bancaria que le pueda hacer frente al plan maestro de restauración, ya que el monto de 11 millones 129 mil balboas, referencia presupuestaria para la ejecución de la obra, es un pago que se realiza por obra terminada.

Este monto está contemplado en la partida presupuestaria 1.30.1.1.703.524 del gobierno a ctual.

¿QUÉ ES EL CAICA?

Su misión es restaurar las cinco iglesias del Casco Viejo.

El Comité de Amigos de las Iglesias del Casco Antiguo fue formalizado el 14 de agosto de 2014. Fue instaurado en la Iglesia de San Francisco de Asís por Monseñor José D. Ulloa, Arzobispo de Panamá.

Actualmente se encuentra integrado por Manuel Choy, Julieta de Arango, Ricardo González De Mena, Mario Lewis Morgan, Fray Javier Mañas, Vicente Alberto Pascual Landa y el Padre Manuel Ríos Yuily, bajo la dirección de Ricardo Gago Salinero.

Redacción: Daniel M. Alarco / Errol E. Caballero

=====SI ES FALSO, SI ES DISTINTO A LO HISTÓRICO, NO ES AUTÉNTICO, POR MÁS DIGNO QUE PAREZCA LO NUEVO E INDIGNO QUE LO AUTÉNTICO LE PAREZCA A CIERTAS PERSONAS',

CARLOS FITZGERALD

EX DIRECTOR DE PATRIMONIO HISTÓRICO