Temas Especiales

20 de Oct de 2020

Cultura

“Si el San José es expoliado sería una vergüenza para la humanidad”

Si el pecio del galeón San José cae en manos de cazatesoros sería ‘una tragedia y una vergüenza enorme para la humanidad'

“Si el San José es expoliado sería una vergüenza para la humanidad”
Restos del galeón San José, hundido en las costas caribeñas de Cartagena, Colombia, en 1708.

La investigadora estadounidense Carla Rahn Phillips, autora de El tesoro del San José , considera que si el pecio del galeón San José cae en manos de cazatesoros sería ‘una tragedia y una vergüenza enorme para la humanidad'.

Rahn, profesora emérita de la Universidad de Minesota (EE.UU.), aseguró en una entrevista con Efe que ‘si los gobiernos y otras entidades culturales abandonan el control sobre el pecio, seguramente los cazatesoros tratarán de recuperarlo, sin otro objetivo que expoliarlo'.

Sobre la tesis del Gobierno español de que, por ser patrimonio de la humanidad el pecio debe permanecer intacto en el fondo del mar, Rahn se mostró a favor porque ‘el San José es la tumba de unas seiscientas personas, y hay que respetarlas'.

Como experta en la historia del galeón San José —hundido por los británicos en Cartagena de Indias (Colombia) en 1708—, y acerca de que su tesoro sea el mayor que jamás se perdió en el hundimiento de un buque, opinó: ‘La leyenda dice que sí; los documentos sugieren que es posible, pero el tesoro es mucho menos valioso de lo que la leyenda propone'.

‘Según los documentos y los registros de la época, entre nueve y diez millones de pesos de a ocho reales, incluyendo plata y oro' es lo que había en el galeón, a lo que habría que añadir ‘cierta cantidad de joyas, perlas, y otras cosas sin valoración precisa'.

De ese dinero, y según los resultados de sus investigaciones, matizó que ‘del total, aproximadamente medio millón de pesos perteneció a la Corona española; el resto formaba parte de fortunas individuales y compañías mercantiles'.

En cuanto al interés meramente histórico, de lo que le parece más relevante del pecio, indicó que es ‘el buque, su artillería y otras cosas que iban en el barco; sobre todo, las cosas que nos darían una idea de la vida de los marineros y de los soldados abordo'.

Y sobre a quién corresponde la titularidad del tesoro, a Colombia o a España, la historiadora afirmó que ‘muchos gobiernos, incluyendo el mío, el de Estados Unidos, apoyan la convención internacional que señala que un buque estatal hundido pertenece al Estado que fue su propietario antes de su hundimiento, a pesar de dónde o cuándo se hundió'.