Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Cultura

Los payasos del INAC

La gira navideña de la institución ha reunido a Pepina y Tortón, llevándolos a distintos puntos del país

Entre el cuatro y el 21 de diciembre, el Instituto Nacional de Cultura (INAC) recorrió diferentes puntos de la geografía istmeña con la gira ‘Una navidad cultural para todos'. Desde Colón a Herrera, pasando por Los Santos, Veraguas, Chiriquí, Panamá Oeste y Coclé, el espectáculo ha contado con la participación del coro polifónico de los niños cantores de Azuero, el mago Tapharello y las bailarinas del colectivo Numen, entre otros.

‘El director tuvo la idea de que nos enfocáramos más hacia el área infantil, sensibilizando artísticamente a los niños, desde temprano... Si no después nos vamos a quedar sin público para el futuro', indicó Damaris Vásquez, mejor conocida en el ámbito artístico con el mote de ‘Pepina'.

La gira navideña del INAC ha marcado el reencuentro de Pepina y Tortón, la recordada pareja de payasos infantiles, siete años después de su separación a raíz del accidente que alejó a Franz Gutiérrez (Tortón) de los escenarios.

Vásquez, quien trabaja como coordinadora de eventos en el departamento de Bellas Artes del INAC, explica que su presentación formaba parte del ‘show' que también incluía bailarines y músicos, y que, por lo general, se extendía entre hora media y dos. Lo que se buscaba, según la funcionaria -que recalcó que Pepina y Tortón no hacen chistes de doble sentido- era dar un regalo especial en Navidad, ‘en una época en la que estamos acostumbrados a que se regalen cosas materiales, para demostrar a la gente que hay otros tipos de regalos que llenan el alma y el corazón, como lo son las presentaciones artísticas'.

Vásquez, que también hizo las veces de maestra de ceremonias, anunció que el cierre de la gira navideña del INAC tendrá lugar el 6 de enero, día de Reyes, en la Plaza de la Catedral, en un ‘show' en el que se estará presentando la Orquesta Sinfónica Nacional.

Asimismo, desde el mes de noviembre, Pepina y Tortón forman parte del programa ‘Relajarte en Navidad', que consiste en una serie de presentaciones que han tenido como escenario el Teatro Anita Villálaz, en las que hasta el momento han sido invitadas seis escuelas. ‘El otro año cada semana vamos a invitar a una escuela diferente', señaló.

UNA INSTITUCIÓN CUESTIONADA

‘No necesitamos ‘relajarnos' en el trineo de Santa Claus y la nieve, sino construir y promover casas de culturas en todas las comunidades del país', destacó el poeta Manuel Orestes Nieto, quien fungiera como director del INAC.

El autor de El mar de los Sargazos y El cristal entre luz advierte que desde la administración pasada es palpable una tendencia en el INAC hacia el ‘ardillismo', que se traduce en la programación de cualquier tipo de eventos ‘seudoartísticos, de relleno, para proyectar que se hace algo para no producir nada en realidad'. ‘Es una farsa que genera estereotipos que distorsionan a la cultura, sus expresiones y su fundamental papel en un país minado por lo anticultura', sentenció Orestes Nieto.

Para el vate ‘estas lamentables confusiones sobre la cultura en Panamá son el resultado de muchas décadas de desprecio, ignorancia y ninguna idea de su valor y utilidad social'. Advierte que lo que está acometiendo el INAC con estos espectáculos más orientados hacia el entretenimiento es ‘propiciar la diversión efímera, el entretenimiento con contenido tóxico, para nada educativo'.

Al poeta le preocupa que con este tipo de ‘shows' navideños, ‘en vez de fortalecer el espíritu de la nación y sus raíces multiculturales, debilitan, desdibujan nuestra identidad, producen daño a la creatividad infantil y juvenil, suplantan valores y realidades ajenas a la nuestra'.

Orestes Nieto destaca una consonancia, un paralelismo entre este tipo de iniciativas y el pasado desfile de Disney, ‘en el que se quemaron millones de dólares durante un par de horas', un espectáculo que fue vendido localmente como la ‘maravilla capitalina'. Asimismo, dirige sus críticas hacia una sociedad que prioriza carnavales capitalinos con un presupuesto millonario, mientras la situación de los museos nacionales es crítica. ‘Nuestro país no posee un Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo Antropológico está encajetado y diezmado, el Museo de Historia es un penoso y minúsculo espacio que no cuenta lo que hemos sido y al que no van los estudiantes, ni nadie sabe donde queda', expresó.

El literato recordó, además, que el Teatro Nacional está cerrado, ‘la Editora de la Nación en penumbras y apagadas sus máquinas; las instalaciones en la cinco de mayo son monumento a la desidia y la Ciudad de las Artes representa el extremo de lo que no debe hacerse'.

Más que una crisis, para Orestes Nieto es ‘obvio que el INAC se cayó a pedazos, se le rompió el espinazo y la responsabilidad de estado es sorda, muda y ciega'. ‘Quizás es el espejo y la evidencia de que el país fenicio, el del consumismo desenfrenado, el de la economía fácil y subterránea, no está para perder tiempo en poemas y obras de teatro que no dan plata. Si lo estudiaran mejor, si se informaran, algún día sabrían que las industrias culturales son altamente rentables a nivel global y le dan de comer a millones de personas, sin denigrar, sin mendicidades, sin irrespeto'.

Considera imperativo ‘concretar las políticas para la cultura, las artes, la literatura, el libro, la lectura, la memoria, la identidad, el patrimonio, las artesanías, que es igual a la aspiración legítima de ser un Panamá educado, culto y mas humano'.

Por su parte, Rafael Ruiloba, quien también se ha desempeñado como ex director del INAC, cataloga al INAC como una ‘entidad infuncional', desprovista de los ‘recursos para una política cultural', incapaz de proteger el ‘patrimonio histórico, promover la cultura y cumplir con las convenciones de la UNESCO'. ‘Tampoco puede atender el sistema nacional de museos, las casas de cultura, ni las escuelas de bellas artes... coordinar la gestión cultural de los municipios, ni crear los consejos nacionales de danza, música, etcétera... el único consejo creado es el de los escritores y no tiene apoyo del INAC'.

El poeta concluye que el Estado ‘necesita un Ministerio de Cultura, por lo demás no creo que la partidocracia se interese en la cultura... tiene más interés en salvar al estado corrupto. La cultura será reivindicada por una revolución democrática'.

==========

‘‘No nos hace falta relajarnos en el trineo de Santa Claus, sino construir y promover casas culturales en todas las comunidades del país, para concretar las políticas para la cultura, la identidad, el patrimonio',

MANUEL ORESTES NIETO

EX DIRECTOR DEL INAC

==========

AÑOS

Tiempo en que tomó reunir nuevamente a Pepina y Tortón sobre un escenario.

HORAS

Duración aproximada de cada presentación de la gira del Instituto Nacional de Cultura.