24 de Feb de 2020

Cultura

Tres décadas de folclor

El próximo lunes, el conjunto ‘Ritmos y raíces panameñas', del profesor Edgar Villaverde, estará conmemorando el aniversario número 31

El 11 de enero de 1985 fue fundado, en el área de la ciudad de Panamá, el ballet folclórico ‘Ritmos y raíces panameñas'. El próximo lunes, el colectivo, que actualmente se encuentra bajo la dirección del folclorista Edgar Alexis Villaverde, estará conmemorando su aniversario número treinta.

El coreógrafo recuerda que el grupo anteriormente se llamaba ‘Mi nombre es Panamá', pero dado que el mismo era idéntico a un eslogan que utilizaba el Instituto Panameño de Turismo (IPAT) por aquella época el nombre se cambió a ‘Ritmos y raíces panameños', que, de acuerdo con Villaverde, hacía referencia tanto al trabajo artístico que el conjunto realiza hoy en día como a los ritmos, los bailes con que han representado al Istmo a nivel internacional. ‘Nuestro objetivo es promover nuestros bailes, música y vestuarios a nivel internacional, que todo el mundo conozca a través de nuestro folclor que Panamá tiene más cosas que ofrecer que un canal', asegura.

‘Hemos llevado nuestro folclor a Colombia, Chile, hemos viajado a Europa, a España hemos viajado como 11 veces, hemos estado en Alemania, Inglaterra, Bélgica, Suiza, Portugal, Suecia y Polonia', afirma Villaverde, quien asegura que este año la meta es asistir a un festival mundial de turismo que se va a estar llevando a cabo en Beijing, China, a finales de octubre.

Villaverde comenta que ‘Ritmos y raíces panameñas' no cuenta con patrocinadores, ya que son un grupo independiente, inscrito como ‘sociedad civil'. Los fondos los recogemos a través de actividades, ‘haciéndole frente a los fuertes gastos de hacer folclor hoy en día'. Señala que la actividad se ha encarecido por los precios de los instrumentos y, sobre todo, de las polleras. ‘Una pollera ya no está en tres mil o cuatro mil dólares... ahora las polleras están en 10 mil dólares, aproximadamente', indica.

Una presentación ‘regular', con cuatro parejas y un solo vestuario, de ‘Ritmos y raíces panameñas' puede estar costando 500 dólares, mientras que una presentación ‘especial', con un duración de media hora para arriba, con cambio de cuadros y diferentes bailes, puede estar costando entre 950 y mil 500 dólares, dependiendo de la cantidad de bailarines.

Villaverde afirma que el colectivo bajo su dirección participa más que nada en espectáculos relacionados con el área turística, por lo que cuenta con bastante experiencia a nivel internacional, habiéndose presentando en hoteles, convenciones, congresos, eventos empresariales y sociales de alto nivel.

Este año la agrupación folclórica estará participando del ‘Desfile de las mil polleras', a realizarse el 16 de enero en la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos, donde próximamente ‘Ritmos y raíces panameñas' abrirá una sucursal en esta urbe.

El folclorista recuerda que durante la administración del salsero Rubén Blades, en la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), el ‘Desfile de las mil polleras' se llevó a cabo en la capital, pero que después de tres años retornó a Las Tablas. ‘Ojalá el desfile pueda regresar a la ciudad de Panamá, ya que turísticamente se vende muy bien... puede ser una opción turîstica muy fuerte'.

Afirma que la limitada infraestructura de la ciudad de Las Tablas no permite que este desfile se pueda lucir muy bien en una urbe tan pequeña. ‘Voto por hacerlo en la Cinta Costera... el gobierno puede utilizarlo como potencial turístico, para fortalecer las entrada económicas de nuestro país', expone.

Hijo de una de las integrantes del Conjunto del profesor Manuel F. Zárate y ex miembro del conjunto de danza de la Escuela Profesional Isabel Herrera de Obaldía, Villaverde anunció la organización de una marcha a la Asamblea Nacional para exigir un ‘mayor apoyo a las manifestaciones artísticas'. ‘Dicen que están apoyando pero lo que realmente hacen es agarrar un conjunto para amenizar una fiesta y ya', recalca.

Todavía no se ha concretado la fecha de la protesta, pero la misma incluirá la presentación de un pliego de peticiones a la Asamblea Nacional.